Geseme News

conciliación laboral

Conciliación laboral la clave para la felicidad

Actualmente, muchas empresas no sólo están tomando consciencia de las repercusiones que sus acciones causan en el medio ambiente, sino que también buscan la manera de ofrecer a sus empleados un ambiente de trabajo más atractivo y comprensivo.

Este pensamiento se vio reflejado en la VIII Encuesta Adecco sobre Felicidad en el trabajo para la Comunidad de Madrid. Dicha encuesta tenía como objetivo determinar la importancia que la felicidad tiene en el ámbito laboral y conocer un poco más sobre el estilo de liderazgo que impera entre los españoles.

La encuesta se realizó a más de 3.500 trabajadores españoles. Los resultados fueron sorprendentes: por primera vez, después de ocho ediciones de esta encuesta, la mayoría de los encuestados señalaron que lo más importante para disfrutar y sentirse felices con su trabajo es contar con un horario laboral que les permita equilibrar su vida profesional con su vida personal. La puntuación de este resultado fue de 8.17 sobre 10. El segundo factor más importante y, que ya había sido lo más importante en anteriores ediciones de la encuesta, fue el ambiente laboral con 8.10 sobre 10. Finalmente, el tercer lugar, con 7.85 puntos, fue la idea de tener un buen jefe, factor que también había sido señalado en otras ediciones.

prevención riesgos laborales conciliación laboral

Este año, el índice de encuestados que se sienten felices en su trabajo aumentó 0.7 puntos porcentuales. Para completar esta encuesta, se le preguntó a los Trabajadores de la Comunidad de Madrid que de quién creían que dependía su felicidad laboral. El 13.1% respondió que este sentimiento depende únicamente de la actitud del trabajador; el 19.9% cree que depende directamente de la empresa, pues ésta, tiene que velar por el bienestar de sus trabajadores; el 20.6% señaló que la felicidad es el resultado de la motivación que los jefes le transmitan a sus empleados.

Los resultados permiten plantear otra cuestión, ¿qué tiene que hacer un buen líder para contribuir a la felicidad de sus empleados? El 24.1% opina que un buen líder es aquel que tiene la capacidad para escuchar a su equipo y tomar sus opiniones en cuenta. Casi el 23% cree que tener empatía y ponerse en el lugar del trabajador es lo más importante. Finalmente, un 14.5% indicó que un líder debe ser capaz de organizar bien a sus equipos y debe saber cómo manejar tareas y conflictos.

En definitiva, la felicidad laboral se ha vuelto tan importante que 9 de 10 señalan que su decisión al tomar un empleo se verá incluida si la empresa en cuestión incluye políticas de felicidad profesional en su paquete de beneficios. A pesar de los avances que se han realizado en esta filosofía, el 43.9% de los encuestados cree que sus compañías no están llevando a cabo suficientes políticas para fomentar la felicidad de sus empleados.

Sin lugar a duda, este pensamiento cada vez está siendo más considerado por las empresas y aunque aún queda camino por recorrer, el objetivo de conseguir ser una empresa saludable que retenga talento y propicie un buen clima laboral es un reto que cada vez comparten más empresas.

hipocausia profesional

Hipoacusia profesional

La pérdida auditiva, también conocida como hipoacusia, es un proceso al que una gran cantidad de personas se enfrentan. Por lo general, este padecimiento es causado por el proceso natural de envejecimiento y por la exposición a ruidos que forman parte de la vida cotidiana de la persona.

Aunque existen una gran cantidad de actividades que propician la hipoacusia, se ha descubierto que la exposición al ruido en los centros de trabajo es la causa principal de esta pérdida auditiva. El problema es que al empezar en un nuevo trabajo nadie se preocupa por el ruido al que estarán expuestos: según los expertos, los oídos sólo pueden resistir 85 decibelios durante 8 horas al día sin salir lastimados. Para tener una idea más práctica sobre esta medida debes considerar que el tráfico normal sobrepasa los 85 decibelios y escuchar música a través de auriculares oscila entre los 75 y 136.

Si esto sucede con actividades que la gente no considera tan invasivas para sus oídos, ¿qué significará trabajar en una fábrica llena del ruido de máquinas? Muy probablemente los empleados se enfrentarán a una pérdida auditiva irreversible. A pesar de que los ambientes industriales y de construcción son los más propensos a causar hipoacusia, existen otras profesiones que pueden causar el mismo daño debido a las herramientas que utilizan: peluqueros, profesores de guardería, mensajeros, repartidores, chóferes de ambulancia, músicos, jardineros, mineros, personal de tierra en el aeropuerto entre las principales.

Cuando los trabajadores experimentan una especie de zumbido después de terminar su jornada laboral, significa que se encuentran en los primeros síntomas de hipoacusia. En etapas más avanzadas esta enfermedad impedirá que los individuos escuchen bien en ambiente ruidosos. Además de esto, también pueden padecer de vértigo, inestabilidad y distorsión de sonidos. Lo más preocupante es que las personas que sufren de esta enfermedad no presentan molestias o dolor hasta que su audición se ve sumamente reducida.

hipcausia profesional

Dado que la pérdida auditiva es irreversible y puede causar un impacto permanente en la vida de los trabajadores, las empresas deben optar por medidas preventivas que eviten o disminuyan el riesgo de los empleados. Entre las cosas que se pueden realizar se encuentran:

  • Reducir el tiempo que los empleados están expuestos al ruido. Para lograr este objetivo puede considerarse la rotación de tareas.
  • Aislar la fuente de ruido en la medida de lo posible y las personas que trabajen en esa área deben estar equipadas con los protectores auditivos adecuados.
  • Crear señalamientos que adviertan del riesgo que los empleados corren al exponerse al ruido creado el lugar de trabajo.

Estas medidas empresariales pueden marcar una gran diferencia en la salud auditiva de sus empleados; sin embargo, por efectivas que sean, es necesario que los trabajadores se aseguren de hacer todo lo que está en sus manos para proteger sus oídos. En otras palabras, deben estar dispuestos a utilizar el equipo proporcionado por la empresa y deben tratar de evitar el exponerse a ruidos externos por largos periodos de tiempo.

estrés laboral

Prevención del estrés laboral

El estrés es un estado emocional de los seres humanos que puede causar grandes repercusiones en la salud. De hecho, en el ámbito laboral, el estrés es la causa de enfermedades más frecuentes, representando del 50% al 60% de las bajas laborales. Desafortunadamente, este malestar ha ido aumentando con el paso de los años debido a que el entorno laboral se ha vuelto más demandante: existe una mayor presión hacia los empleados, las jornadas laborales son más extensas por lo que es más difícil encontrar un equilibrio entre la vida personal y profesional.

Según un estudio realizado en el 2017 encontró que 9 de cada 10 españoles en edad laboral han experimentado estrés en el último año y 4 de cada 10 lo han sufrido de forma frecuente. Además de las evidentes consecuencias emocionales físicas, el trabajador puede experimentar un mayor cansancio y problemas de salud que afectarán la producción de la compañía para la que trabajan. Las empresas funcionan mejor cuando sus trabajadores están en bien por ello es importante prevenir el estrés en el entorno de trabajo.

gestión del estrés laboral

Erróneamente, muchas empresas se guían por la idea de que las jornadas largas y pesadas aumentarán sus resultados y su producción, pero ¿qué resultados van a obtener si sus empleados no se encuentran en las mejores condiciones? Debido a que el estrés laboral se ha convertido en un problema de salud preocupante, la Organización Internacional del Trabajo ha hecho una llamada para que tanto las empresas como los trabajadores creen un ambiente laboral más saludable.

Medidas preventivas para la empresa

• Ajustar las cargas de trabajo: las compañías deben planificar los plazos de las actividades laborales de forma que no afecte la jornada de los trabajadores.

• Motivar a los empleados: se debe fomentar una cultura de reconocimiento hacia el trabajador de forma que los empleados se sientan con la confianza para transmitir sus preocupaciones y sus peticiones.

• Crear un ambiente físico adecuado: asegurarse de que los empleados cuentan con las condiciones óptimas para desempeñar sus actividades.

• Ser coherente con la asignación de actividades laborales: los líderes deben asegurarse de que los trabajadores realicen tareas adecuadas a su experiencia y sus habilidades.

Medidas preventivas para el trabajador

• Respetar su jornada laboral: es importante que los trabajadores se organicen de forma que las actividades laborales se realicen dentro de su hora de trabajo.

• Organizar sus actividades: clasificar sus tareas en orden de importancia permitirá que los empleados tengan un mayor control de sus esfuerzos.

• Mantener un estilo de vida saludable: para contrarrestar el estrés, es necesario realizar ejercicio y llevar una dieta sana.

• Establecer objetivos realistas: los empleados deben procurar que su agenda contenga un número razonable de actividades, pues el tener que lidiar con tareas no realizadas puede ser un gran generador de estrés.

• Reservar un momento al día para relajarse: es recomendable que los trabajadores hagan una pausa para descansar del ajetreo del día. Para lograr este objetivo, es aconsejable que recurran a la práctica de algún deporte o alguna otra actividad.

salud laboral en la mujer

Jornadas laborales largas: incrementan la aparición de cáncer y de enfermedades del corazón en las mujeres.

Un estudio reciente descubrió que las jornadas laborales extensas aumentan las posibilidades de que una mujer contraiga cáncer o que sufra una enfermedad cardíaca.

Esta investigación, realizada por la Universidad Estatal de Ohio, tuvo como objeto de estudio a mujeres que, durante más de 30 años, tuvieron semanas laborales de 60 horas o más.

Los resultados indicaron un mayor riesgo de contraer cáncer, artritis y enfermedades cardíacas. Los investigadores señalaron que una mujer comienza a presentar riesgos cuando sus jornadas laborales exceden más de 40 horas y se vuelven fatales cuando sobrepasan las 50.

Por su parte, los hombres con horarios laborales demandantes presentan mejores resultados que las mujeres. ¿A qué se debe este fenómeno? A que las mujeres no sólo se enfrentan a su carga laboral, sino que, por lo general, también son las responsables de la estabilidad familiar y todas las actividades que eso conlleva. Por supuesto, esto deriva en un aumento de estrés y presión que los hombres no padecen. Sumado a esto, se tienen que considerar los intereses personales y profesionales de la mujer, los cuales se ven reducidos por las necesidades familiares que deben cubrirse.

Bajo esta perspectiva, es evidente que las mujeres de hoy en día se encuentran cumpliendo una serie de roles que tienen que equilibrar con su vida familiar: las horas que dedican a su trabajo más las horas que invierten en su familia derivan en una jornada laboral muy larga y llena de estrés, características que sólo pueden significar la aparición de enfermedades y otros desequilibrios.

Aunque este estudio está enfocado en las mujeres, es una forma perfecta de representar la vida laboral de los empleados actuales. Las empresas deben tener presente que el tener a los empleados trabajando jornadas laborales más amplias no significa una mayor productividad y un incremento en los ingresos. De hecho, las empresas resultan más beneficiadas cuando sus trabajadores son más saludables: la calidad del trabajo aumenta y los costos médicos se reducen.

 

¿Qué es lo que podrían hacer las empresas para reducir las posibilidades de que los empleados se enfermen o, en el peor de los casos, fallezcan?

.Proponer una carga horaria más flexible y facilitar la conciliación familiar

.Implementar  programas de detección y cuidado de la salud que disminuyan la posibilidad de contraer una enfermedad crónica.

Sin duda, el ritmo acelerado con el que las sociedades crecen hoy en día impacta en las actividades laborales.

Diversas investigaciones han demostrado que los trabajadores con jornadas laborales extensas presentan un mayor nivel de estrés, problemas para dormir, desórdenes digestivos y cansancio crónico. Además, estos empleados presentarán un bajo rendimiento en el trabajo y serán más propensos a sufrir algún tipo de lesión.

Aunque estos estudios también han encontrado la relación entre cargas laborales y enfermedades crónicas, lo cierto es que estos daños a la salud también son producto de las malas o buenas costumbres de las personas, por lo que además de las medidas que desde la empresa se puedan instaurar, la formación en unos hábitos de estilo de vida y alimentación saludables es clave para conseguir reducir la aparición de determinadas enfermedades.

cardioprotección en el trabajo

Cardioprotección en el lugar de trabajo

En España, las enfermedades cardiovasculares son una de las causas principales de baja laboral. De hecho, cerca del 40% de las muertes que se producen en el trabajo son producto de estas enfermedades. ¿A qué se debe este fenómeno? A que la mayoría de los trabajadores no tienen una vida cardiovascularmente sana: hipertensión, diabetes, sedentarismo, obesidad o hipercolesterolemia, son algunos de los principales problemas de salud. El presentar solo dos de estos factores incrementa considerablemente el riesgo, lo preocupante es que existen trabajadores que padecen más de dos.

Contrario a lo que se piensa, las enfermedades cardiovasculares no son propias de las personas mayores, sino que se ha descubierto que la mitad de las personas que mueren a causa de este mal son individuos entre los 15 y los 69 años. Esto se debe a que, actualmente, el estrés laboral ha aumentado considerablemente, lo que a su vez impacta de forma negativa en la salud de las personas. Además del estrés, una investigación realizada por Annals of Internal Medicine demostró que las jornadas laborales de más de once horas incrementan las posibilidades de sufrir una enfermedad cardíaca en un 67%.

cardioprotección en el lugar de trabajoA simple vista, tener una jornada laboral extensa puede significar un poco de cansancio físico; sin embargo, esto no es así: trabajar por más de ocho horas obliga a los trabajadores a comer fuera de casa, lo que reduce sus opciones a comida rápida o comida con altos niveles de grasa. Además, trabajar por tanto tiempo significa que la persona no tendrá tiempo o energía para realizar cualquier tipo de actividad física, lo que conlleva otro factor de riesgo.

¿Qué medidas se pueden seguir para reducir el riesgo de contraer una enfermedad cardiovascular?

  • Todos aquellos empleados que trabajen sentados deben levantarse cada dos horas para estirar sus piernas y, así, favorecer la circulación. Además, el empleado debe evitar cruzar las piernas debido a que esta postura impide la correcta circulación de la sangre y facilita la aparición de trombosis.
  • Se debe procurar tener cierto control sobre la alimentación. Para lograr este objetivo, el trabajador puede llevar consigo su propia comida o, si tiende a visitar restaurantes, debe favorecer el consumo de verduras, pescado, fruta y legumbres. De igual manera, es importante que evite consumir siempre platos similares apostando por una dieta lo más variada y equilibrada posible.
  • Al terminar la jornada laboral, es recomendable que los trabajadores “desconecten” de sus obligaciones y se tomen el tiempo necesario para relajarse.

 

Uso de desfibriladores como una medida preventiva

En cualquier caso, los centros de trabajo tienen que estar preparados en caso de que uno de sus empleados sufra un infarto en el lugar de trabajo. Cuando una persona sufre un paro cardíaco es de vital importancia que reciba atención durante los primeros 5 minutos después del accidente: a partir de este período de tiempo, cada minuto que pasa reduce un 10% sus probabilidades de sobrevivir. Es por este motivo que muchas personas mueren antes de llegar al hospital.

¿Qué es lo que puede hacer una empresa para aumentar las posibilidades de supervivencia de sus trabajadores? Equiparse con desfibriladores. Existen equipos diseñados para el uso de personal no sanitario, lo que significa que son dispositivos sencillos de utilizar y que no requieren la intervención inmediata de personal médico cualificado. Estos desfibriladores semiautomáticos requieren una capacitación mínima, motivo por el cual las empresas deben designar a un grupo de personas o directivos que recibirá la formación necesaria para intervenir en caso de ser necesario.

Sin duda, existen muchos lugares de trabajo en los que se puede presentar un ataque cardíaco; sin embargo, las industrias como las fábricas, las oficinas, los supermercados y las obras de construcción suelen ser  ejemplos de centros de trabajo que cuentan con una gran cantidad de empleados y, por lo tanto, son más propensos a sufrir un incidente de este tipo. Tanto los trabajadores como los directivos de una empresa necesitan ser informados sobre las medidas que uno y otro pueden tomar para evitar estos escenarios: el trabajador debe cuidar sus hábitos alimenticios y sus actividades físicas; por su parte, los directivos deben diseñar estrategias para preservar la vida de sus empleados, tales como el uso de desfibriladores y la capacitación de personal que esté preparado para responder ante estas situaciones.

seguridad y salud en el trabajo

Importancia de la participación de los trabajadores en la seguridad y salud en las áreas laborales.

Cada año, la Unión Europea registra cerca de 5600 muertes como consecuencia de un accidente de trabajo. Por si fuese poco, casi 160 000 personas fallecen a causan de enfermedades relacionadas con las actividades laborales. Aunque sin duda existen accidentes que no se pueden prevenir, muchas de las situaciones que desembocan en la muerte de un empleado podrían evitarse si se toman medidas para minimizar riesgos en las áreas de trabajo.

En una primera instancia, se podría pensar que la responsabilidad de mantener la seguridad de los empleados recae únicamente en los directivos y en los gerentes de la empresa en cuestión. Esto es cierto hasta cierto punto: los empresarios están obligados a controlar los riesgos de su industria y a proporcionar condiciones laborales adecuadas; sin embargo, la participación de los empleados en estos temas de seguridad y salud son sumamente importantes.

prevención de riesgos laborales blog de gesemeAmbas partes, pueden tener diferentes perspectivas y conocimientos sobre cómo realizar las actividades laborales de forma más eficiente y la manera en que dichas actividades impactan en ellos. Un directivo tiene una idea muy general de las actividades particulares que sus empleados realizan, pero el empleado, que realiza su trabajo a diario, tiene un mejor conocimiento sobre los detalles que podrían afinarse para mejorar los procesos, por este motivo, su contribución es vital para la prevención de riesgos.

De hecho, algunos estudios han demostrado que los centros de trabajo cuyos empleados tienen un papel activo en materia preventiva presentan niveles más bajos de riesgos laborales y decesos.

La participación de los empleados y las empresas se puede ver reflejada cuando:

  • Comparten información y preocupaciones.
  • Buscan encontrar las soluciones más adecuadas a los problemas
  • Respetan y toman en cuenta las opiniones de cada parte, lo que les permite tomar decisiones en conjunto.
  • Discuten los problemas con anticipación y tratan de implementar medidas preventivas.

Contar con la colaboración de los empleados puede ayudar a prevenir los riesgos laborales por medio de la sugerencia de técnicas de seguridad. Además de contar con excelentes opiniones, su presencia implica una participación temprana en los procesos de planificación, lo que a su vez significa una mayor comprensión del por qué se toman ciertas medidas de seguridad y, por lo tanto, se sentirán más motivados a respetarlas.

¿de qué otra forma pueden cooperar los empleados en temas de seguridad y salud?

  • Haciendo un uso adecuado de los equipos, herramientas y productos con los que trabajan.
  • Siguiendo las medidas preventivas implementadas por otros y, en caso de que una de las técnicas de seguridad no esté dando resultado, los empleados deben comunicarse con sus superiores para hacérselo saber o para proponer otra medida.

No cabe duda de que los empleados forman una parte vital en el funcionamiento de una empresa, por tal motivo, es de suma importancia que tengan una participación activa en su seguridad y en la de sus compañeros.

 

 

prevención de riesgos laborales equipos de protección respiratoria

PRL Protección respiratoria

Dependiendo del sector, existen una gran cantidad de actividades laborales que comprometen la salud del empleado de una u otra forma. Por ejemplo, los pintores, los empleados de limpieza y los farmacéuticos son oficios que exponen a los trabajadores a la presencia de sustancias tóxicas en el aire.

En opinión del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la salud de los trabajadores se ve afectada considerablemente por la inhalación de sustancias como polvos de amianto, sílice libre, enzimas y algunas sustancias de origen animal y vegetal. El problema es que diversos estudios han indicado que en la industria existen cerca de 600.000 potencialmente peligrosos para el aparato respiratorio.

 

Presencia de sustancias nocivas y los daños en el organismo

Entre los más peligrosos se encuentran los aerosoles, los gases y las emanaciones. Cabe destacar que el aerosol comprende todas aquellas partículas aéreas, las cuales se caracterizan por ser sumamente finas y por presentarse en forma de polvo, vapores y neblina.

Por lo general, los gases, los aerosoles y las emanaciones dañan el sistema respiratorio, pero el polvo entra en el flujo sanguíneo y se esparce por el organismo, provocando daños más extensos. Debido a que el tamaño de estos cuerpos es milimétrico, la mayoría del tiempo el empleado no es consciente de lo que está respirando. Sin duda alguna, introducir estos cuerpos extraños en el organismo es muy dañino, pero el problema se vuelve más preocupante cuando se inhalan partículas que el empleado no es capaz de exhalar, tales como el hollín, el amianto, el cuarzo y la neblina de aceite.

La exposición a estas sustancias puede derivar en diversas enfermedades, entre las que se encuentran los problemas respiratorios, silicosis, asbestosis, asma y alergias. De igual manera, los estudios indican que los trabajadores también pueden comenzar a desarrollar cáncer. De hecho, se estima que el 15% de asma en adultos es provocado por causas laborales.

 

Medidas de protección

No cabe duda de que la erradicación de estas sustancias es una actividad muy difícil de realizar; sin embargo, esto no quiere decir que los empleados tengan que estar expuestos a ellas y a los múltiples daños que pueden causar. Para controlar los efectos negativos que estos agentes contaminantes generan en el organismo, existen Equipos de Protección Respiratoria (EPR) que las compañías pueden utilizar.

Evidentemente, la función primaria de estos Equipos de Protección Respiratorias es cuidar y proteger el sistema respiratorio en atmósferas peligrosas: es decir, en ambientes en los haya grandes cantidades de gases, emanaciones, partículas o en las que no exista una buena cantidad de oxígeno. Dependiendo del tipo de dispositivo que se utilice, los EPR proporcionan al trabajador dos opciones diferentes: el suministro de aire limpio o la purificación del aire contaminado.

Los equipos que suministran aire respirable son conocidos como equipos aislantes y se caracterizan principalmente porque obtienen el aire de una fuente independiente del medio ambiente, la cual puede ser una manguera o pequeños dispositivos de oxígeno portátil. Por su parte, los equipos que eliminan las sustancias contaminantes son llamados equipos filtrantes y se destinan a espacios laborales que sólo contengan un volumen de oxígeno del 17%. Además, se clasifican en equipos filtrantes de partículas y en equipos filtrantes contra gases y vapores.

Por lo general, los Equipos de Protección Respiratoria están conformados por un adaptador facial y, en el caso, de los dispositivos aislantes con un sistema que proporciona aire. La función del adaptador facial es crear una barrera entre el empleado y la atmósfera contaminada, los adaptadores más comunes son las máscaras y las mascarillas; las primeras cubren totalmente la cara y las segundas sólo cubren la nariz, la boca y la barbilla.

La elección del Equipo de Protección Respiratoria adecuado variará en dependencia de las necesidades de la empresa; en caso de que la compañía en cuestión no esté segura de lo que necesita, puede elegir un producto con las siguientes características generales:

  • Mayor factor de protección.
  • Menor resistencia a la respiración.
  • Eficacia de filtración.

Además de estas características, otros factores determinantes para la elección del equipo son:

  • Su peso.
  • Comodidad en el arnés y facilidad de manejo.
  • Bajo nivel de interferencia acústica y visual.

Es importante señalar que la adquisición de estos equipos está pensada como una medida de seguridad para los empleados, así que las compañías no deberían escatimar gastos en mejorar las condiciones laborales de sus trabajadores.

prevención riesgos laborales industria cárnica

PRL Industria Cárnica: Movimientos Repetitivos

 

Trabajar es una actividad que todas las personas realizarán en algún momento de su vida, y quizá debido a esta cotidianidad, pocos reflexionan sobre la manera en la que el trabajo puede llegar a afectar la salud. Sin contar el estrés, una de las formas más comunes en las que el ambiente laboral puede perjudicar la salud de un trabajador es a través de los movimientos repetitivos una característica que se da a menudo en la industria cárnica.

Los movimientos repetitivos son un grupo de movimientos mantenidos durante la realización de un trabajo, que implica la acción conjunta de los músculos, huesos, articulaciones y los nervios de una parte del cuerpo y durante un largo período de tiempo. Debido al uso constante, las zonas afectadas pueden presentar fatiga muscular, sobrecarga, dolor, etc.  síntomas que pueden empeorar hasta convertirse en una lesión. Es habitual que muchas personas ignoren la relación que existe entre las molestias que sufren y los esfuerzos repetidos que realizan reiteradamente durante un trabajo.

No cabe duda de que muchas personas repiten siempre ciertos movimientos cuando trabajan, entonces, ¿cómo se puede identificar cuáles son repetitivos y cuáles no? Un trabajo repetitivo está compuesto por aquellas actividades laborales que implican la realización de esfuerzos o movimientos rápidos de pequeños grupos musculares y por lo general, estas acciones se realizan a un mismo ritmo en un 50% de la jornada laboral.

En el sector de la industria cárnica, los puestos de desollado, cortes de canales y faldeo son considerados trabajos repetitivos, así como los operadores de maquinaria y los trabajos en cadenas de producción y envasado.

Daños ocasionados por los movimientos repetitivos

Los problemas musculoesqueléticos que originan los movimientos repetidos afectan con más frecuencia a los miembros superiores y son debidos a los movimientos que realizamos de forma repetitiva en la misma parte del cuerpo.

Las lesiones aparecen cuando un exceso de presión se ejerce sobre una parte del cuerpo, resultando en inflamación (dolor e hinchazón), músculos lesionados o daños en los tejidos y tendones, y en general, al sistema osteomuscular.

Dependiendo de la cantidad de tiempo que el trabajador realice un determinado movimiento repetitivo, puede presentar lesiones temporales o permanentes. Algunas señales para identificar la fatiga producida por el esfuerzo repetido son:

  • Sensación de adormecimiento y dolor en la zona dañada.
  • Fatiga crónica en brazos, codos, hombros y muñecas.
  • Agarrotamiento y presencia de dolor en el cuello y la espalda.
  • Chasquidos en las zonas afectadas.
  • Rigidez en los hombros.

 

En la industria cárnica, los hombros, los codos, las muñecas y las manos son las áreas que más se resienten. Además de los síntomas ya mencionados, estas zonas también presentan un dolor intermitente y, en el caso de manos y muñecas, un adormecimiento que se extiende desde los dedos hasta el antebrazo.

Estos síntomas suelen intensificarse durante o después la jornada de trabajo;sin embargo, cuando el problema va empeorando y la lesión comienza a volverse permanente, los afectados pueden llegar a sentir incomodidad aún en las situaciones más cotidianas. Una vez que el trabajador sufre estas lesiones avanzadas, los tratamientos y la recuperación que se les proporciona suelen ser poco efectivos, situación que puede terminar en la incapacitaciónde la para realizar las tareas propias de su puesto de trabajo.

Por lo general, las lesiones por movimientos repetitivos suelen aparecer gradualmente como resultado de largas jornadas de trabajo y de condiciones muy exigentes y en algunas ocasiones incluso precarias. Sumado al hecho de que para un músculo puede ser muy desgastante realizar el mismo movimiento muchas veces, la situación empeora si el empleado no mantiene una postura correcta y no realiza una efectiva recuperación muscular mediante las pausas y/o los descansos estipulados.

Las lesiones más comunes que pueden originar los movimientos repetitivos en el sector de la Industria cárnica son:

  • Dedo engatillado: Inflamación de los tendones y/o las vainas de los tendones de los dedos.
  • Síndrome de Túnel Carpiano: presión excesiva en el nervio mediano que impide la sensibilidad y el movimiento a partes de la mano.
  • Epicondilitis o codo de tenista: es una lesión caracterizada por dolor en la cara externa del codo, debido a la inflamación de la zona en que uneel hueso con el tendón.
  • Tendinitis: inflamación de la zona que se unen el músculo con el tendón.

 

¿Qué se puede hacer para disminuir el impacto de los movimientos repetitivos?

Muchas veces, cambiar completamente la rutina laboral resulta imposible, sin embargo, existen ciertas medidas que pueden reducir significativamente el daño que esta puede causar.

En general, el empleado y la compañía misma deben trabajar en tres grandes áreas:

En la organización del trabajo relativo a las tareas desarrolladas.

Los factores de riesgo son:

 

  • Repetitividad: realización de movimientos rápidos de forma repetida.

o Fuerza: Tareas que requieren esfuerzos superiores al 30% de capacidad muscular. o Manipulación de objetos o herramientas de más de 4’5 kg.

o Mantenimiento de una misma postura (contracción de una parte del cuerpo).

o Uso de guantes.

o Herramientas inadecuadas.

o Diseño del puesto y del mobiliario inadecuado.

o Superficie de agarre o presión resbaladiza.

 

  • En el rediseño del lugar de trabajo. Los factores de riesgo son:

o Tiempo de descanso y de recuperación. Realización de Pausas.

o Respectar los tiempos asignados a los ciclos de trabajo.

o Ritmo de trabajo elevado e impuesto por la máquina, proceso u organización.

o Trabajo monótono: división del trabajo en tareas cortas y repetitivas.

 

  • En la adopción de correctos hábitos posturales por parte de los empleados. Entrenamiento del trabajador (habilidades).

A continuación, se recomiendan algunas acciones que se pueden implementar para su control:

  1. Aumentar los tiempos de recuperación

Aunque pueda pensarse que dedicar tiempo a ello es una pérdida para la empresa a corto plazo, es importante comprender que un empleado con una salud precaria puede convertirse en un inconveniente mayor a medio y largo plazo. Por esta razón, deben planificarse los tiempos de descanso de manera que sean efectivos para permitir que los trabajadores tengan una buena recuperación muscular. Estos descansos se pueden implementar en la cadena de trabajo: cada cierto tiempo, realizar pausas cortas y frecuentes o, en su defecto, realizar rotaciones de forma que se utilicen distintos grupos musculares en las sucesivas tareas a ejecutar, consiguiendo así cambios de postura y de movimientos.

  1. Reducir la repetitividad

La reducción de la repetitividad no significa necesariamente aumentar con los tiempos de descanso, sino más bien que se enfoca que la compañía establezca diferentes estrategias para limitar la repetición continua de los mismos movimientos. Algunas de las estrategias a las que se puede recurrir es al uso de herramientas o máquinas que tengan la capacidad de reducir la carga laboral de los trabajadores. Además, la distribución equilibrada de las tareas entre los trabajadores permite reestructurar la jornada laboral de tal manera  que los empleados puedan desempeñar otras tareas con características físicas diferentes.

  1. Evitar las malas posturas

Como ya se mencionó, un mal hábito postural en el trabajo puede empeorar significativamente las lesiones por movimientos repetitivos. Así que, una de las medidas que se pueden tomar es el rediseño los puestos de trabajo,consiguiendo así que las articulaciones no se vean forzadas a adoptar posturas incorrectas y distintas de su postura neutra. De igual manera, las empresas deben esforzarse en proporcionar a sus trabajadores información sobre las posturas más recomendadas y sobre los daños que pueden sufrir de no seguir las recomendaciones.

Las recomendaciones más importantes son:

  • Evitar el trabajo prolongado muy por debajo de los codos o por en encima de los hombros.
  • Todo lo que se manipule con frecuencia debe estar situado por delante y cerca del cuerpo.
  • Evitar trabajar con el codo completamente extendido o doblado.
  • Mantener apoyados los antebrazos en el plano de trabajo cuando la tarea lo permita.
  • No emplear nunca la mano para golpear los objetos.
  • Reducir la fuerza hecha con los brazos o las manos utilizando útiles de trabajo adecuados y perfectamente afilados, para reducir la fuerza ejercida en las operaciones de corte.

A pesar de que muchas actividades laborales no se pueden modificar tan rápidamente, los empleados y sus superiores tienen que ser conscientes de que los movimientos repetitivos pueden llegar a causar un gran daño en el sistema osteomuscular de los trabajadores. Por esta razón, es necesario que ambas partes trabajen juntas para disminuir los riesgos laborales: modificar los espacios de trabajo, crear pautas de descansos eficientes y fomentar la rotación son actividades sencillas que los benefician a los dos.

Biomecánica y su aplicación en el campo de la salud laboral

Cuando hablamos de puestos de trabajo y lesiones Osteomusculares hablamos de Ergonomía, o al menos así ha sido en los últimos años incluso décadas. Gracias a esta ciencia se han producido numerosas adaptaciones de puestos de trabajo y gracias a ello, numerosos trabajadores han podido evitar la aparición de lesiones osteomusculares. No obstante, aún produciéndose las citadas adaptaciones ergonómicas de los puestos de trabajo, numerosos trabajadores continúan padeciendo lesiones de origen musculoesquelético.

Esta situación es debida a que no se estaba contando con la otra mitad de la ecuación: el ser humano. Cada uno tenemos nuestras medidas antropométricas, nuestra fisiología articular y nuestro rendimiento muscular,que no tienen por qué coincidir con el resto de personas. Esto hace difícil que la Ergonomía pueda alcanzar a todos por igual en el momento de adaptar un puesto de trabajo.

Aquí es cuando entra en juego la Biomecánica Laboral cuyo objetivo es estudiar el cuerpo humano mientras acomete su actividad, para minimizar lesiones y maximizar la productividad del trabajador. Músculos, articulaciones y otras estructuras son estudiadas para obtener el mayor número de datos del esfuerzo osteomuscular que requiere una determinada actividad laboral. La Biomecánica Laboral permite, gracias a detallados análisis que recogen toda la información en lo relacionado al aparato locomotor y su funcionalidad, conocer toda la casuística que rodea a las lesiones osteomusculares en la empresa con el fin de generar acciones que se encaminen a una disminución directa de las bajas de origen osteomuscular, como son las producidas como consecuencia de movimientos repetitivos

Acciones como:

  • Fisioterapia laboral. Con programas predeterminados por puesto de trabajo y trabajador.
  • Formaciones personalizadas. De gran interés para el trabajador debido a la información sobre los puestos de trabajo estudiados.
  • Programas de acondicionamiento físico.
  • Programas de rotación durante la jornada laboral.
  • Programas de movilidad y estiramiento pre y post jornada de trabajo personalizadas.
  • Consejos ergonómicos desde el punto de vista humano.

con todo ello se puede prevenir y reducir los riesgos para la salud derivados de los movimientos repetitivos en la industria cárnica.

absentismo laboral

El absentismo laboral en España: el norte supera al sur.

El absentismo laboral es un problema al que muchas compañías se enfrentan actualmente. En el caso particular de España, se suele pensar que los trabajadores de la zona sur tienden a presentar un mayor nivel de absentismo; sin embargo, un estudio elaborado por Randstad Research indicó lo contrario: en la mayoría de los sectores, los empleados de la zona norte de España tienen un índice de faltas injustificadas mucho mayor que los del sur.

¿Cuál es la razón de que el norte presente un índice más alto de absentismo?

Como se estableció anteriormente, el 1.3% representa una media del absentismo injustificado; sin embargo, diversos datos señalan que la región del norte presenta tasas que pueden llegar hasta el 1.9%, por su parte, el sur presenta índices mucho más bajos que el promedio. Esta diferencia tan abismal se debe a que la zona norte es más industrializada y, por lo tanto, existen una mayor cantidad de empleados que deciden no asistir. Aunque sin duda la presencia de industrias motiva el absentismo, este problema también se presenta en diversos sectores. Las características son las mismas: el sur presenta cifras inferiores a las del norte.

El coste del absentismo

Sea como sea y con independencia de dónde se den los mayores niveles de absentismo, lo cierto es que los estudios indican que este problema puede causar un impacto muy negativo en las empresas afectadas. Basándose en los datos del tercer trimestre del 2017, el Instituto Nacional de Estadística en España (INE) indica que, en promedio, el nivel de absentismo injustificado asciende a la pérdida del 1.3% del tiempo laboral que debió cubrirse en esos tres meses. Si estos cálculos fueran realizados para estudiar las ausencias por incapacidad médica, la cifra aumenta a la pérdida del 4.3% de las horas laborales.

En apariencia, estas cantidades parecen pequeñas; sin embargo, si se aplican al mercado laboral español, se puede percibir lo preocupante de la situación. Para demostrar esto, los investigadores llevaron a cabo una correlación de estos porcentajes con el número real de trabajadores que representan: el 1.3% de absentismo injustificado significa que todos los días 247.000 personas no se presentan a sus puestos de trabajo. Por su parte, los trabajadores que cuentan con la justificación de un médico representan la ausencia diaria de 577.000 personas. No se debe olvidar que estas cantidades fueron efectuadas con base a un solo trimestre.

Si estos cálculos se mantuvieran estables durante un año, el impacto económico para las empresas españolas sería devastador: el absentismo laboral causaría una pérdida de 13.000 millones anuales de euros. Sin duda alguna, este panorama es grave y, por ello, los investigadores de Randstad Research invitan a que las compañías establezcan ciertas medidas para solucionar este problema.

Algunas de estas medidas consisten en aumentar la flexibilidad horaria, mejorar el ambiente de trabajo, fomentar la conciliación laboral y trabajar de manera que la salud de los empleados no se vea afectada.

La crisis económica: enemiga del absentismo

¿Por qué ha aumentado el absentismo en los últimos años?

A pesar de que se trata de un aspecto en el que intervienen muchos factores, diferentes estudios concluyen que el absentismo laboral disminuye considerablemente ante las crisis económicas y en la actualidad, la economía se ha alejado de los años de crisis que se vivieron hace unos años. Ante una situación de crisis la seguridad de conservar el empleo se reduce dramáticamente.

Ante estas circunstancias, es evidente que el empleado se puede sentir amenazado y temeroso de perder su empleo, razón por la cual no se arriesgará a dar motivos para ser despedido. Estos mismos miedos también disminuyen la cantidad de ausencias por motivos médicos, de hecho, se ha sabido que muchos trabajadores asisten a sus obligaciones laborales a pesar de estar en enfermos.

Si bien las pérdidas que el absentismo laboral genera no son mínimas, los sindicalistas indican que no representan una amenaza real para el mercado laboral español. Pero sin duda alguna, la ausencia de los trabajadores perjudica en gran manera a las compañías y a su desarrollo, por tal motivo, es necesario recurrir a medidas que ayuden a frenar este comportamiento.

 

 

 

 

 

salud mental profesionales docencia

La salud mental de los profesionales de la docencia: Principal riesgo laboral

Los profesionales de la docencia se ven expuestos a diferentes riesgos laborales sin embargo según diferentes investigaciones, el estrés laboral y la salud mental son los aspectos que más inciden en su salud.

Además de la propia carga de trabajo los profesores deben enfrentarse a numerosas situaciones de estrés a diario.  El aumento de las exigencias de las familias sobre los enseñantes, la crítica social a la que están continuamente expuestos culpabilizándoles en muchos casos del fracaso escolar, el tener que hacer frente y resolver conflictos entre alumnos, el tener que trabajar con alumnos a menudo desmotivados y la falta de respaldo y/ o recursos a la hora de desempeñar su labor son alguno de los principales aspectos que llevan a muchos profesionales de la docencia a una situación que se conoce como “Síndrome de Burnout”.

Así lo demuestra un estudio cualitativo entre profesores de enseñanza pública.

Entre los 10 primeros factores de riesgo laboral identificados por los enseñantes 8 son de carácter psicosocial e inciden de forma directa en la salud mental.

  1. Complejidad de atención al alumnado con déficit o ritmos de aprendizaje muy diferente (falta de apoyo a estos problemas).
  2. Demanda y delegación de problemas y conflictos que corresponden a las familias u otros sectores de la sociedad y no a la escuela
  3. Exceso de horario lectivo con falta de tiempo para atender a los alumnos, familia, tareas administrativas…
  4. Problemas disciplinarios.
  5. Falta de reconocimiento social.
  6. Esfuerzo vocal.
  7. Falta de colaboración/cooperación entre compañeros.
  8. Excesiva demanda burocrática.
  9. Posturas de trabajo inadecuadas y/o forzadas.
  10. Cuestionamiento y desconfianza por parte de todos hacia el trabajo del profesorado.

 

De este modo no es de extrañar que el estrés, la ansiedad y la depresión ocupen los primeros puestos en la lista enfermedades que causan baja laboral entre los docentes.

Prevención: 

Desde el punto de vista del centro educativo, la prevención pasa necesariamente por una evaluación constante de los riesgos, constante porque se trata de un elemento dinámico que debe revisarse y actualizarse y por tanto requiere de revisiones periódicas en especial cada vez que

  • Cuando cambien las condiciones de trabajo
  • Cuando cambien las características de los trabajadores
  • Cuando se detecten daños a la salud de los trabajadores
  • Cuando haya indicios de ineficacia de las medidas de prevención

Además de la prevención la formación continuada tanto focalizada al desarrollo de habilidades (como la formación en gestión del estrés, técnicas de relajación, comunicación asertiva, etc…) como específicas para el desarrollo de su trabajo es otro de los pilares de la prevención.

Pero sin duda, el aspecto que más puede incidir en mejorar la salud mental de los docentes es el fomentar un buen clima laboral en el que los profesionales de la docencia se sientan “escuchados y apoyados”. De este modo, el trabajo en grupo, la creación de grupos de ayuda mutua entre compañeros y el fomentar actividades lúdicas son elementos que no requieren grandes recursos pero que sin embargo pueden incidir directamente en una mejor salud mental de quienes se dedican a la docencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies