Geseme News

Hipoacusia profesional

Hipoacusia profesional

La pérdida auditiva, también conocida como hipoacusia, es un proceso al que una gran cantidad de personas se enfrentan. Por lo general, este padecimiento es causado por el proceso natural de envejecimiento y por la exposición a ruidos que forman parte de la vida cotidiana de la persona.

Aunque existen una gran cantidad de actividades que propician la hipoacusia, se ha descubierto que la exposición al ruido en los centros de trabajo es la causa principal de esta pérdida auditiva. El problema es que al empezar en un nuevo trabajo nadie se preocupa por el ruido al que estarán expuestos: según los expertos, los oídos sólo pueden resistir 85 decibelios durante 8 horas al día sin salir lastimados. Para tener una idea más práctica sobre esta medida debes considerar que el tráfico normal sobrepasa los 85 decibelios y escuchar música a través de auriculares oscila entre los 75 y 136.

Si esto sucede con actividades que la gente no considera tan invasivas para sus oídos, ¿qué significará trabajar en una fábrica llena del ruido de máquinas? Muy probablemente los empleados se enfrentarán a una pérdida auditiva irreversible. A pesar de que los ambientes industriales y de construcción son los más propensos a causar hipoacusia, existen otras profesiones que pueden causar el mismo daño debido a las herramientas que utilizan: peluqueros, profesores de guardería, mensajeros, repartidores, chóferes de ambulancia, músicos, jardineros, mineros, personal de tierra en el aeropuerto entre las principales.

Cuando los trabajadores experimentan una especie de zumbido después de terminar su jornada laboral, significa que se encuentran en los primeros síntomas de hipoacusia. En etapas más avanzadas esta enfermedad impedirá que los individuos escuchen bien en ambiente ruidosos. Además de esto, también pueden padecer de vértigo, inestabilidad y distorsión de sonidos. Lo más preocupante es que las personas que sufren de esta enfermedad no presentan molestias o dolor hasta que su audición se ve sumamente reducida.

hipcausia profesional

Dado que la pérdida auditiva es irreversible y puede causar un impacto permanente en la vida de los trabajadores, las empresas deben optar por medidas preventivas que eviten o disminuyan el riesgo de los empleados. Entre las cosas que se pueden realizar se encuentran:

  • Reducir el tiempo que los empleados están expuestos al ruido. Para lograr este objetivo puede considerarse la rotación de tareas.
  • Aislar la fuente de ruido en la medida de lo posible y las personas que trabajen en esa área deben estar equipadas con los protectores auditivos adecuados.
  • Crear señalamientos que adviertan del riesgo que los empleados corren al exponerse al ruido creado el lugar de trabajo.

Estas medidas empresariales pueden marcar una gran diferencia en la salud auditiva de sus empleados; sin embargo, por efectivas que sean, es necesario que los trabajadores se aseguren de hacer todo lo que está en sus manos para proteger sus oídos. En otras palabras, deben estar dispuestos a utilizar el equipo proporcionado por la empresa y deben tratar de evitar el exponerse a ruidos externos por largos periodos de tiempo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies