Geseme News

motivación en el trabajo

Motivación de los empleados: ¿Cómo fomentar y mantener altos niveles de motivación?

La motivación es el bien más preciado de cualquier organización empresarial. Si los empleados están motivados todo funciona, pero… ¿se puede estar siempre motivado?

¿Qué factores influyen más en los niveles de motivación? 

El Reconocimiento: Factor clave en la motivación de los empleados

Según diferentes estudios (1) el reconocimiento es el factor más importante a la hora de propiciar un alto nivel de motivación.

El coste económico es nulo y sin embargo sus resultados son evidentes. A cualquier empleado le gusta sentirse importante, seguro de un buen trabajo y que es necesario para la organización. No obstante, tampoco se trata de exagerar ya que para que un reconocimiento tenga efecto motivador éste debe ser real, claro, sólido y correcto. Además, no debemos olvidar que el reconocimiento puede ser por muchos motivos por superación laboral del empleado, obtención de objetivos, promoción de ideas innovadoras, etc.

En este otro artículo de nuestro blog hablábamos sobre la importancia de establecer una política de reconocimiento.

Después del reconocimiento que en diferentes estudios aparece como factor principal a gran distancia del resto de factores, vendrían otras variables como los niveles de autonomía, el salario, la formación y la promoción profesional.

Medidas y consejos para mantener unos altos niveles de motivación

  • La importancia de una correcta asignación de tareas:

La asignación de tareas es un aspecto clave para mantener los niveles de motivación. Una incorrecta asignación de tareas puede ser el motivo principal de la “falta de interés” y “grado de motivación”.

Si las tareas no se asignan de forma adecuada, aquellos quienes estén sobre calificados para un trabajo o que sienten que merecen algo mejor que su posición actual no estarán motivados para trabajar.

  • Conocer las necesidades de cada empleado

Cada empleado tiene sus propias necesidades que pueden ser muy diferentes a las de los demás. Por ejemplo, las personas que trabajan por dinero nunca se sentirán satisfechas por promoción en comparación con el aumento de sus salarios.

Una de las tareas principales de su departamento de recursos humanos debe ser evaluar las diferentes necesidades de sus empleados para saber cómo satisfacerlos a todos en función de sus perfiles.

  • Establecer metas y planes de forma clara y definida

Establecer metas: las metas y los planes de futuro es uno de los factores motivadores más fuertes. Cuando un empleado tiene claros sus objetivos se siente más motivado a alcanzar la meta.  Es importante definir unos objetivos de desempeño y hacer partícipe de ellos al empleado dejando que establezca sus propios objetivos ya que de este modo también se estará propiciando la motivación hacia otros objetivos que alguien más le haya propuesto.

  • Cumplir las expectativas

Parece evidente pero no por ello debe pasarse por alto ya que el no obtener lo que se prometió es uno de los factores que más desmotivan. Para ello es necesario evaluar periódicamente las expectativas de los empleados y satisfacerlas en la medida de lo posible y, en caso de no poder hacerlo, dialogar y comentar con el empleado los motivos que han llevado a no poder cumplir sus expectativas.

  • Crear un buen ambiente de trabajo

En nuestro blog hemos hablado en numerosas ocasiones de la importancia de este aspecto. Tanto desde el punto de vista físico (buena iluminación, evitar ruidos, calidad del aire, diseño biofílico, etc.) como desde el punto de vista relacional fomentando el trabajo en equipo.

Se trata de minimizar todos aquellos aspectos que resultan más sencillos de controlar y que pueden afectar negativamente a la motivación.

  • Salario Emocional

El facilitar cualquier concepto no económico que suponga un beneficio para los empleados es otro de los factores clave para mantener un alto nivel de motivación a largo plazo.  (ver más sobre Salario Emocional)

 

En definitiva, el propiciar un lugar de trabajo positivo es el elemento básico que llevará a su empresa a ser más competitiva. La tarea no es sencilla. Son muchas las variables a tener en cuenta y en función de las medidas se requiere cierto tiempo antes de ver los resultados. Para lograr un alto nivel de productividad de los empleados, desde la dirección de la empresa debe fomentarse un ambiente de trabajo positivo en el que los empleados sientan que su trabajo y sus esfuerzos son una contribución importante para el éxito de la empresa. A menudo para esta labor es necesaria la intervención de especialistas en esta materia. Desde Geseme, desarrollamos protocolos específicos para cada empresa destinados a aumentar sus niveles de motivación y productividad.

Por último, cabe recordar que es importante mantener siempre una política de “puertas abiertas” y tener un equipo directivo accesible.

¡Buena suerte en motivar a sus empleados!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies