Geseme News

trabajos a altas temperaturas prevención riesgos laborales

Prevención de Riesgos Laborales: Exposición a altas temperaturas

Hoy en día, el cambio climático es una realidad que tiene un gran impacto en los trabajadores.

Las elevadas temperaturas ambientales en España han propiciado un incremento significativo de las exposiciones laborales a estrés térmico.

Los sectores laborales que necesitan una especial protección son:

– Trabajadores especialmente expuestos: aquellos cuyas actividades se desarrollan en el exterior, tales como constructores, ganaderos, jardineros, agentes de movilidad, etc. También se incluyen a aquellos trabajadores que desempeñen su trabajo en sitios sin aclimatar o cuya ventilación dependa del exterior, tales como cocinas o naves industriales.

 – Trabajadores especialmente vulnerables: En este grupo se encuentran los trabajadores temporales que, debido a la alta rotación, no pueden recibir una formación adecuada para su propia protección.

  – Trabajadores especialmente sensibles: aquellos cuyas características personales o biológicas los hacen más vulnerables a ciertas condiciones de trabajo. Por ejemplo, mujeres embarazadas o trabajadores que hayan sufrido alteraciones de salud a causa del calor.

Cabe destacar que las medidas de protección y las recomendaciones que se ofrecen a la población en general, no se pueden utilizar en el ámbito laboral por la sencilla razón de que los empleados tienen que lidiar con el esfuerzo físico. De acuerdo con expertos de la OSHA, la sobrecarga térmica en espacios exteriores se produce alrededor de los 29.4°C.  Como resultado, es necesario que, cuando se sobrepase este nivel, las empresas comiencen a implementar medidas de protección.

Medidas preventivas

A pesar de que la hidratación es un componente fundamental ante el cambio climático, las empresas y los trabajadores deben implementar medidas extras, tales como:

· Establecer descansos de 15-45 minutos por hora fuera del ambiente cálido.

· Crear áreas en las que los trabajadores puedan reducir su temperatura.

· Establecer puntos de hidratación cercanos a los trabajadores. En caso de que la exposición sea superior a dos horas, la compañía debe proporcionar electrolitos (para recuperar sales minerales)

· Reducir el esfuerzo físico de los empleados por medio de la rotación de actividades.

· Proporcionar equipos de protección personal tales como chalecos de enfriamiento o prendas transpirables y de color claro.

· Capacitar a los empleados en primeros auxilios y en identificar los síntomas de enfermedades causadas por el calor.

· Si los trabajadores son nuevos en el área, se debe proceder a una aclimatación gradual, que puede tener tiene una duración de 7-14 días.

Dado que el cambio climático causa un gran impacto en nuestras vidas y no puede frenarse, lo mejor que podemos hacer es seguir todas las medidas de prevención destinadas a combatir y/o minimizar los efectos de las altas temperaturas en nuestra salud.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies