Geseme News

Indicadores de problemas de salud mental en el trabajo

El término “salud mental en el trabajo” está de moda. A pesar de ello, el que sea un tema del que se habla mucho, no significa que se estén destinando recursos para abordarlo como merece en el lugar de trabajo.

Uno de los principales problemas del manejo de la salud mental en el trabajo se debe a la poca visibilidad de las enfermedades mentales que no se manifiestan de forma tan evidente como las enfermedades físicas.

El primer paso para instaurar una cultura organizacional que cuide de la salud mental de sus trabajadores es fomentar la comunicación. Según diferentes encuestas más del 50% de los empleados no se sienten cómodos hablando de su salud mental con sus superiores.

Claramente, el estigma que rodea a la mala salud mental sigue siendo tan fuerte como siempre.

Hay muchas maneras en que los gerentes o responsables pueden apoyar la salud mental de los empleados pero uno de los factores más elementales implica reconocer las señales de advertencia.

Como no todos los síntomas son visibles, la empresa debe ofrecer regularmente a los empleados espacios para hablar abiertamente y con confianza, sin juzgar. En general, las empresas necesitan normalizar las conversaciones sobre salud mental y priorizar activamente el bienestar dentro de su cultura, para que las personas sientan que pueden pedirlas cuando lo necesiten.

Indicadores de mala salud mental en el lugar de trabajo

Incluso cuando se ha conseguido que los empleados puedan hablar abiertamente sobre su salud mental, ciertos cambios de comportamiento pueden indicar desafíos más profundos.

Estos son las cuatro señales principales de mala salud mental a tener en cuenta:

  1. Absentismo:

Si el empleado falta con cierta regularidad sin una causa justificada, podría ser por un problema de salud mental. Muchas personas no se sienten cómodas admitiendo que la verdadera razón de su ausencia es psicológica, no física, y muchas personas todavía sienten que el estrés, la ansiedad y la depresión son cosas de las que deben avergonzarse.

En estos casos es importante realizar un seguimiento con entrevistas de regreso al trabajo siempre de forma afectuosa para poder detectar si detrás de su ausencia hay un problema de salud mental.

  1. Menor productividad:

A menudo, cuando las personas experimentan una salud mental deficiente en el trabajo, su compromiso y productividad disminuyen. Pueden parecer desinteresados ​​en su trabajo, pasar mucho más tiempo de lo normal realizando algunas tareas, llegar tarde al trabajo o trabajar más horas de lo habitual. También hay otras señales que pueden ser indicadores de la salud mental: Algunos empleados pueden tener dificultades para tomar decisiones, parecen tener poca energía, dan muestras de cansancio, falta de concentración o mayor irritabilidad

Es importante no hacer suposiciones y sacar conclusiones precipitadas, pero no por ello hay que dejar de estar atento a los posibles motivos que están detrás de un menor rendimiento.

  1. Conocerse, en la medida de lo posible

En muchas empresas, las relaciones entre gerentes, responsables de departamento y empleados pueden ser bastantes distantes, lo que dificulta detectar cambios en el comportamiento. Es evidente que si no  se conoce bien a alguien resulta más difícil detectar cualquier problema. Por ello es importante fomentar reuniones individuales, eventos o encuentros informales para todo el equipo.

  1. Incremento de la rotación de personal

En cualquier empresa, las personas van y vienen, pero si se experimenta un aumento importante en la rotación, puede ser una señal de mala gestión y personal descontento. Las personas generalmente no dejan sus trabajos  y aunque a veces puede ser que hayan encontrado otro trabajo que prefieren, a menudo se debe a una cultura laboral poco solidaria o activamente perjudicial. A veces, si la salud mental de un empleado es muy pobre, pueden renunciar simplemente porque sienten que ya no tienen nada que dar, o que no podrán mejorar mientras trabajan para su empresa.

Vacunación gripe salud laboral

Epidemia de gripe en España

De acuerdo con el informe del Sistema de Vigilancia de Gripe del Instituto Carlos III, la epidemia de gripe en España está comenzando. Algunas de las zonas que se han visto más afectadas por este padecimiento son Asturias, Navarra, País Vasco y Extremadura.

En esta temporada, se estima que el virus de la gripe afecta a 54.6 personas de cada 100.000 habitantes, lo que significa un aumento considerable respecto a semanas anteriores.

A pesar de que el número de enfermos ha aumentado, la intensidad de la gripe es baja y responde a las condiciones climáticas de la época, razón por la cual se espera que este virus no tenga una gran difusión a lo largo del año. Sin embargo, el sector de salud sugiere a los habitantes que tomen las medidas de precaución necesarias.

Si un paciente con gripe presenta algunos de los siguientes factores de riesgo, se expone a sufrir complicaciones graves, por ello, se recomienda siempre recurrir al diagnóstico de un profesional de la salud:

  • Enfermedad cardiovascular crónica
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Diabetes
  • Inmunodeficiencia

 

Prevención¿Cómo y por qué prevenir la gripe?  

La mejor prevención pasa por la vacunación. La prevención de la enfermedad a través de la vacunación es un beneficio tanto para el trabajador como para el empresario que verá reducida la incidencia del virus en la plantilla  con la consiguiente ventaja que esto supone.

Cabe destacar que la gripe supone un coste anual de pérdidas cercano a los 70 millones de horas de trabajo con una media de cinco días de incapacidad para cada afectado (1).

 

 

 

 

Oficinas saludables: Diseño Biofílico

Son muchos los estudios que demuestran los beneficios para la salud que experimenta cualquier ser humano cuando está en contacto con la naturaleza.

Estos beneficios tienen que ver fundamentalmente con la reducción de los niveles de estrés y fatiga mental.

Este hecho trasladado al mundo laboral supone también el trabajar en un entorno que facilite un equipo de trabajo más motivado, creativo y productivo.

De este modo, una investigación realizada entre 7.600 trabajadores de 16 países diferentes de la Unión Europea concluyó que aquellos empleados que pasaron a trabajar en espacios con elementos naturales fueron un 6% más productivos, presentaban un nivel de un 15% más, cuando se les preguntó  ¿Cómo se sentían a nivel de bienestar y salud? y aumentaron su creatividad en un 15%.

Para un diseño biofílico hay una serie de aspectos a tener en cuenta:

Las vistas.

Tener vistas hacia la naturaleza ayuda a mantener unos niveles bajos de estrés. Si no es posible existen otras opciones para conseguir un efecto similar con falsas ventanas, vinilos, imágenes de paisajes etc..

Los colores: 

Diferentes investigaciones relacionan el uso de colores que se asemejen a la naturaleza a un mayor bienestar de los usuarios que trabajen en ese espacio de trabajo. Por el contrario los colores poco habituales en el entorno natural tienen un impacto negativo sobre los niveles estrés.


Incorporar elementos naturales: 

La presencia de plantas ya sean vivas o artificiales aportan una sensación de naturaleza que repercute positivamente en los niveles de bienestar


Amplitud y luz: 

Ambos conceptos tienen un efecto directo en los niveles de bienestar de los empleados.

Jazmin Castrenasa responsable del blog especializado en Diseño, Interiorismo y Arte – Interior Contraportada, nos detalla algunos ejemplos de espacios de trabajo contemporáneos para la inspiración en los que el interiorismo, la decoración y el mobiliario se combinan perfectamente para resaltar la esencia de cada empresa y hacer de estos espacios sitios cálidos y acogedores.

  1. Color y gráfica para espacios alegres

Sancal, la firma de mobiliario murciana, ha renovado sus propias oficinas y fábrica poniendo acento en la gráfica y el color, dos elementos que caracterizan su sello y al que nos tiene acostumbrados. El resultado es un espacio en el que abunda la creatividad y la alegría, que ameniza las horas de trabajo gracias a los murales, la cartelería y las frases inspiradoras.

  1. Inspiración mediterránea y elegancia nórdica

Madera de roble, esencia mediterránea y elegancia nórdica para las nuevas oficinas, fábrica y showroom de Marset en Terrassa. La empresa editora de lámparas de diseño ha apostado en su reforma, realizada por Stefano Colli,por espacios amplios, zonas de descanso con mobiliario de diseño y una cantina que se abre al jardín, entre muchas otras cosas…¿Qué más se puede pedir?

  1. Materiales nobles y mobiliario funcional

Con materiales nobles y priorizando la luz natural, el estudio Isabel López Vilalta + Asociados ha diseñado las nuevas oficinas de Frigicoll en Barcelona. Acogedor y distinguido, el proyecto incluye un mobiliario funcional como lo es el banco “Common” de Naoto Fukasawa para la firma valenciana Viccarbe que añade un toque singular al entorno de trabajo.

  1. Sostenibilidad y materia prima local

Reconocido como el mejor coworking de 2019 por los premios Frame Awards, Impact Hub Piamonte (Madrid) es una muestra de compromiso con el medioambiente. Diseñado por el estudio Churtichaga+ QuadraSalcedo, el proyecto se ha alzado a partir de elementos sostenibles, materia prima local y materiales reciclados. En sus cuatro plantas encontramos, entre otros, el mosaico eco-friendly y 100% reciclado de la firma Hisbalit.

  1. Identidad, multifuncionalidad y equilibrio

Poner en valor la identidad de una empresa y, a través de ella, impregnar los espacios de personalidad y equilibro… Crear espacios multifuncionales, con muebles a medida que garanticen el confort de las personas… estos y otros elementos son los que tuvo en cuenta el estudio id.real en su plan de diseño para las nuevas oficinas de la empresa Stanpa.

 

 

 

el arte como herramienta contra el estrés

Prevención Riesgos Laborales: El arte como herramienta para gestionar el estrés

Además de ser un pasatiempo muy enriquecedor, el arte también es una excelente herramienta para disminuir el estrés porque permite que los adultos entren en contacto con sus sentimientos y su lado creativo, lo cual podría ser sumamente benéfico en diferentes ámbitos de su vida.

De acuerdo con los resultados de un estudio publicado en el Journal of the American Art Therapy Association realizar 45 minutos de actividad creativa puede tener un impacto positivo en la reducción del estrés, sin importar si la persona ya practica algún tipo de arte o si no ha tenido contacto con el mundo artístico. Estos son algunos de los beneficios que pueden obtener al practicar cualquier tipo de forma artística:

  • Distrae de los problemas: el proceso de creación artístico exige un poco de atención, por lo que es difícil pensar en problemas cuando se está haciendo arte. Después de una sesión de creatividad, la mente tiene una mayor claridad.
  • Ayuda a acceder a un estado de “Flow” o flujo: este estado es similar a la meditación y, además de reducir el estrés, ayuda a mejorar el rendimiento.
  • Permite dedicar tiempo a uno mismo.

Tal como se mencionó anteriormente, el entrar en contacto con el arte no significa crear una obra maestra, sino más bien potenciar el lado creativo y alejar la mente de las preocupaciones diarias. Existen muchas actividades creativas que pueden realizarse, tales como aprender a tocar un instrumento, pintar o escribir. Sin embargo, también pueden ser actividades más sencillas como dibujar, colorear o escribir un diario personal.

Arte en el espacio de trabajo y su repercusión en la salud laboral

Pero los beneficios del arte van más allá de los obtenidos con la práctica de alguna actividad artística. El arte en el lugar de trabajo también aporta beneficios relacionados con una mayor productividad y mejora de la salud.

Contrariamente a lo que se cree, el distraerse en el trabajo no siempre es negativo o al menos no lo es tanto si el objeto de la distracción es una obra de arte. En realidad según diferentes investigaciones puede aumentar la productividad, reducir el estrés y aumentar el bienestar de los trabajadores.

En una de estas investigaciones se solicitó a los participantes que hicieran un trabajo de una hora en cuatro tipos diferentes de espacio de oficinas.

  • Básico: contiene sólo las cosas necesarias para hacer las tareas.
  • Enriquecido: con arte y plantas que ya estaban colocadas
  • Potenciado: el mismo arte y las plantas, pero los participantes podían elegir dónde ponerlas.
  • Desautorizado: los participantes podían organizar el arte y las plantas ellos mismos, pero el investigador luego cambió el “toque personal de cada individuo” y volvió al diseño enriquecido.

El equipo descubrió que las personas que trabajaban en la “oficina enriquecida” trabajaban aproximadamente un 15% más rápido que las de la oficina “básica” y tenían menos quejas de salud, esta cifra se duplicó para las personas que trabajaban en el espacio “potenciado”. En cuanto a aquellos que habían visto sus toques personales desatendidos sus niveles de productividad eran los mismos que los del espacio “básico”.

Según  Nacho Galeano, Director Área Salud de Geseme «todo aquello que enriquezca el espacio de trabajo tiene una incidencia directa en la salud y clima laboral. Son varios los estudios que han demostrado que se pueden producir mejoras medibles en aumento del compromiso y productividad de los empleados así como en la potenciación del talento.”

De este modo y desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales y de la mejora de la salud de los empleados parece ser que el arte puede influir y mucho en hacer que las empresas sean más saludables.

 

**Designing your own workspace improves health, happiness and productivity. Research Psychology professors Dr. Craig Knight y Dr. S Alexander Haslam.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

productividad laboral

¿Por qué trabajar menos nos hace más productivos y contribuye a una mejor salud de los empleados?

Para muchas empresas y trabajadores independientes, entender cómo promover una mejor productividad en sus compañías es de suma importancia. Contrario a lo que se piensa, la productividad de los empleados no está relacionada con las horas que tiene una jornada laboral. De hecho, de acuerdo con la OCDE trabajar más horas reduce la producción laboral.

Sin duda, entender cómo funciona la productividad puede guiar a las empresas a un mejor rendimiento.

Diferentes estudios* han demostrado que trabajar más horas no aumenta la productividad y producción general. Sin embargo, hacer un recorte significativo en las jornadas laborales tampoco tiene un impacto positivo.

De acuerdo con la opinión de expertos, la duración de una jornada laboral no es tan importante para la productividad; sin embargo, el aprender a organizar las actividades diarias sí lo es. Dentro de esta estructuración, los trabajadores deben identificar intervalos estratégicos para descansar. Una buena organización debe incluir:

  • Las funciones y objetivos del día.
  • El período de tiempo que se necesita para terminar estas actividades.
  • Algunos breves períodos de descanso.

Por el contrario trabajar durante un largo período de tiempo puede llevar a la fatiga mental, lo que a su vez aumenta el riesgo de cometer errores y por supuesto repercute en la salud del empleado. Por estas razones, es conveniente que los trabajadores procuren organizar su día. Además de saber exactamente cuáles son los objetivos diarios que se tienen que cumplir, este tipo de organización permite que las personas no se sobrecarguen y que despejen su mente en cada descanso.

Tomar este tipo de medidas no sólo permitiría que las compañías aumenten su producción y productividad, sino que también reduciría los niveles de depresión y estrés que los trabajadores pueden experimentar al verse sometidos a este tipo de cargas laborales y consecuentemente mejorar la salud de los empleados.

 

* Según estudio THE PRODUCTIVITY OF WORKING HOURS* John Pencavel-Universidad Stanford

 

 

 

 

 

 

 

soledad en el trabajo riesgos psicosociales

¿Por qué la soledad de los empleados puede afectar a una compañía?

Contrario a lo que se piensa, una persona puede experimentar soledad a pesar de estar acompañada. Este sentimiento es común en los lugares de trabajo. Este problema se debe, principalmente, al ambiente laboral al que nos enfrentamos hoy en día. Algunos de los trabajos actuales ofrecen la posibilidad de que sus empleados trabajen desde casa, además de esto, todos los puestos cuentan con diferentes herramientas tecnológicas que impiden la interacción humana.

 

Si bien es cierto que la presencia del correo electrónico y los mensajes de texto han hecho que las comunicaciones sean sumamente eficientes dentro de una oficina, es importante señalar que evitan que el personal tenga una interacción más cercana y real con sus compañeros de trabajo. En el caso del trabajo remoto (el cual puede producir un placer momentáneo), los empleados se enfrentan al aislamiento y su nivel de compromiso con la empresa empieza a decrecer.

 

A pesar de que muchas empresas pudieran considerar que la salud emocional de sus empleados no tiene un efecto real en la compañía, un estudio recuente descubrió que los empleados solitarios o aislados:

 

  • Tienen un desempeño laboral bajo
  • Sus compañeros lo encuentran poco accesible
  • Muestran menos compromiso con la empresa

 

Sin duda alguna, la presencia de cada uno de estos elementos es vital para el buen funcionamiento de una empresa. Además de crear un ambiente laboral sano, el abordar los problemas de soledad y aislamiento aumentará la productividad de la empresa y reducirá la rotación.

 

Algunas medidas que directivos o gerentes podrían tomar para evitar este problema son:

 

  1. Mostrar agradecimiento a sus empleados: reconocer el trabajo de un empleado o de un departamento es una forma sencilla de desarrollar pertenencia y compromiso. Aunque parezca un gesto de poca importancia, si no se hace, los empleados comienzan a sentirse relegados e inseguros.
  2. Trabajar en la incorporación de sus empleados: para las nuevas contrataciones, la soledad es un tema normal. Por ello, los gerentes deben trabajar para que los empleados se adapten de forma más rápida a su puesto, a la cultura de la empresa y a sus compañeros.
  3. Establecer reuniones fuera de la oficina: la presión laboral impide que los empleados se relaciones con libertad, por eso, se recomienda convivir en un ambiente libre de trabajo. Para fomentar estas interacciones, se pueden organizar eventos para los empleados y sus familias, o almuerzos.

 

Empleos con mayores posibilidades de sufrir depresión

Empleos con mayores posibilidades de sufrir depresión

Aunque la depresión es un trastorno anímico que puede afectar a cualquier persona, lo cierto es que existen ciertas actividades laborales que tienden a agravar o a propiciar una condición depresiva en sus empleados. Esto se debe a que los empleados están más expuestos a niveles de estrés, molestias y frustraciones. Pese a que ningún trabajo está libre de estos sentimientos negativos, según diferentes estudios los siguientes son los empleos que suelen producir mayor depresión:

1. Personal administrativo
A pesar de que el trabajo administrativo parece sencillo y ofrece muchas oportunidades para socializar, lo cierto es que a menudo estos empleados tienen una carga laboral muy pesada y con estrés constante. Además, es una de las ocupaciones que tiende a trabajar más horas extras. Todos estos factores favorecen la depresión en los empleados.

2. Enfermeras geriátricas
Dado que estas profesionales tienen que lidiar con la enfermedad y la soledad de los ancianos, las enfermeras tienden a sufrir de depresión y estrés. De hecho, se calcula que 11% de las enfermeras padecen este trastorno.

3. Restauración
10% del personal que trabaja en restaurantes ha sufrido algún episodio depresivo. Esto se debe a que estos empleados no sólo reciben una paga muy baja para su carga laboral, sino que también están constantemente expuestos un alto ritmo de trabajo y exigencia por parte de los clientes a los que atienden.

4. Artistas
La inestabilidad y el poco reconocimiento que obtienen por su trabajo ocasiona un gran nivel de estrés y de tristeza en los artistas. Además, este tipo de ocupaciones tienden a ser más aisladas y no hay tanta socialización como en otros empleos, lo cual conlleva a aumentar las posibilidades de sufrir episodios de depresión.

5. Trabajo social
Un trabajador social no sólo lidia con situaciones muy crudas durante su jornada laboral, sino que tiene que encontrar una solución a dicho problema. Sin embargo, sus procesos son entorpecidos como la burocracia y la frustración de no poder ayudar a las personas les provoca depresión.

En cualquier caso la prevención de riesgos psicolaborales es fundamental para detectar posibles síntomas de estrés y depresión y poner medidas para evitar que tales situaciones vayan a más. En este sentido la vigilancia de la salud es fundamental, un elemento clave que en el caso de profesionales liberales es prácticamente imposible de llevar a cabo.

La comunicación como herramienta de prevención de riesgos laborales

Mejora de la comunicación en el trabajo y su repercusión en el clima laboral

La comunicación humana es tan importante que impacta en diferentes ámbitos de nuestra vida como, por ejemplo, en el trabajo. De hecho, diferentes estudios y encuestas demuestran que una buena comunicación laboral, no sólo implica una mayor satisfacción para los trabajadores, sino que mejora la colaboración en equipo y reduce los niveles de rotación en una compañía.

A pesar de su importancia, la comunicación en el ámbito laboral tiende a ser un tanto compleja porque se tiene que lidiar con la jerarquía de los integrantes. Sin duda, cambiar los procesos de comunicación de una compañía, puede parecer una tarea difícil; sin embargo, los resultados valen la pena.

Las siguientes tres tácticas están pensadas para mejorar la comunicación en el trabajo y las interacciones entre los empleados.

1. Escuchar: a pesar de que distraerse cuando alguien está hablando es muy fácil, los gerentes deben trabajar en su habilidad para escuchar. El poner poca atención y asentir en falso dará como resultado una falta de credibilidad en los empleados y una sensación de incomodidad. Para escuchar activamente se recomienda reiterar lo que el interlocutor haya dicho. Frases como “si entiendo bien…” o “estás diciendo…” hacen que las personas se sientan comprendidas y ayudan a evitar malentendidos.

2. Preguntar antes de retroalimentar: para avanzar en su desarrollo, todas las personas necesitan cierto grado de validación, lo cual puede ser difícil de conseguir en una empresa. A pesar de que la retroalimentación es necesaria, a veces, puede considerarse muy agresiva e hiriente. Es recomendable usar críticas constructivas para validar los esfuerzos de los empleados y, antes de opinar, pregúntales si están de acuerdo en escuchar tu opinión sobre su trabajo. Así, se sentirán más comprendidos y tendrán más confianza a la hora de tratar cualquier tema.

3. Fuentes de inspiración: pese a que muchas personas sostienen que siempre es mejor ser uno mismo, cuando se trata de trabajo o superación no hay nada de malo en tomar una figura como referente: Observar a líderes, grandes empresarios, reconocidos conferenciantes, etc.. y analizar si tienen enfoques de comunicación que puedan aplicarse a su situación.

 

La comunicación en cualquier organización es fundamental por ello cualquier pequeña mejora se traduce directamente en una mejora en el clima laboral. La tecnología y las plataformas virtuales (Facebook, LinkedIn, correos corporativos, sistemas de mensajes internos, etc.) son herramientas útiles para comunicar sin embargo no debemos olvidar que la comunicación persona a persona es indispensable para conseguir que los procesos comunicativos de la organización sean exitosos.

indicadores empresa saludable

Indicadores de un lugar de trabajo saludable.

El equipo directivo de una empresa tiene un papel vital que desempeñar en la promoción de la salud y el bienestar en el trabajo y en el apoyo a un cambio cultural que beneficiará tanto a las personas como a la organización.

Incluso en las profesiones más tradicionales, la salud y el bienestar en el lugar de trabajo es cada vez más una pieza calve reconocida como vital tanto para la productividad diaria como para el desarrollo profesional.

El primer paso para mejorar el bienestar en el trabajo proviene de cómo se gestiona el flujo de trabajo y de cómo todos los empleados (incluidos los gerentes) reciben apoyo en sus funciones diarias.

Estos son algunos de los indicadores principales de una empresa saludable:

  1. El equipo directivo, gerencial, responsables de departamento etc.. tienen y a la vez generan confianza entre sus subordinados.

Los mandos superiores e intermedios deben ser el primer punto de contacto para los miembros del personal que experimentan problemas de bienestar en el lugar de trabajo. Es sumamente importante que éstos comprendan la importancia del bienestar personal ya que el personal debe confiar en que serán escuchados.

Sin embargo, no todos se sentirán cómodos abordando el tema del bienestar en un contexto profesional. La formación y capacitación sobre cómo reconocer los signos de estrés o ansiedad, y cómo abordar el tema con sensibilidad, apoyará la intervención temprana. Dicha capacitación también ayudará a los propios gerentes y equipo directivo a identificar y tomar medidas sobre sus propios desencadenantes de estrés.

  1. Empleados valorados e involucrados en la organización.

Numerosas investigaciones demuestran que muchas personas que renuncian a sus trabajos citan la «falta de apreciación» como el motivo principal para marcharse.

El contacto directo entre dirección y empleados y los informes sobre el trabajo desarrollado mantendrán una línea de comunicación abierta en la que el reconocimiento al trabajo es un elemento clave. Estas sesiones representan una oportunidad para celebrar éxitos individuales y para reflexionar sobre el aprendizaje para el futuro. Las reuniones interempresariales a gran escala ofrecen oportunidades para que los líderes sénior y la empresa en general involucren activamente al personal en los debates y las decisiones que les afectan.

  1. Horarios flexibles y bien diseñados.

Los lugares de trabajo flexibles se están convirtiendo en una necesidad en la sociedad actual. Una encuesta realizada por International Workplace Group a principios de este año encontró que el 80% de las personas, cuando se enfrentaban a dos ofertas de trabajo similares, rechazaban la que no ofrecía un trabajo flexible. La encuesta también reveló que el 85% dijo que su productividad había aumentado como resultado de una mayor flexibilidad.

Jornadas intensivas, teletrabajo, horarios ajustables, flexibilidad en la hora de entrada y salida, etc… pueden tener un gran impacto en cómo se sienten las personas con respecto a sus trabajos.

    4. Seguridad y Salud en el trabajo

Una empresa saludable es aquella en la que se proporcionan los recursos y medidas necesarias para minimizar y prevenir cualquier problema de salud en general y de forma más específica aquellos problemas más comunes como son los problemas de salud mental y los trastornos musculoesqueléticos.

Se estima que el 70% de las enfermedades relacionadas con el trabajo se componen de trastornos musculoesqueléticos, seguidos de cerca por el estrés, la ansiedad y la depresión. Tales problemas reducen la productividad y pueden potencialmente conducir a una ausencia a largo plazo.

Además y los entornos de trabajo deben ser propicios para el bienestar:  iluminación, equipo adecuado, descansos, etc.. . Lejos de lo que pueda pensarse, esta optimización del lugar de trabajo debe ser continuada en el tiempo, es decir el entorno de trabajo

Prevención Riesgos Laborales Construcción

La precariedad dispara los accidentes laborales entre los trabajadores temporales

En España, la siniestralidad laboral sigue siendo un tema preocupante. Aunque los accidentes laborales mortales disminuyeron un 17.6% (dando como resultado 140 trabajadores fallecidos), los accidentes considerados como graves o leves aumentaron. Los números son los siguientes:

  • Accidentes leves que requirieron baja laboral: 129. 974
  • Accidentes graves: 991
  • Accidentes itinere (se producen en el trayecto de casa al trabajo y viceversa): 19,605. De este número 230 fueron considerados de gravedad y el resto se clasificó como leves.

Estos incidentes fueron contabilizados hasta marzo y, comparándolos con el mismo período del 2018, representan un aumento del 5.9%.

A pesar de que en algunos ámbitos laborales se percibe una leve mejora, las cifras siguen siendo ampliamente mejorables.

En promedio, durante el 2018 se presentaron 152 accidentes cada hora, lo que se resume en 1.33 millones.

La precariedad laboral es mucho más marcada en los trabajadores temporales que en los indefinidos. En otras palabras, los empleados temporales sufren el doble de accidentes: la siniestralidad en las personas con contrato indefinido aumentó en un 6%, mientras que en los temporales fue un 12% exactamente el doble.

A pesar de que la siniestralidad puede presentarse en diferentes campos laborales, existen ciertos sectores con una mayor propensión a los accidentes: la industria de la construcción no solo volvió a ser el sector más dañado, sino que aumentó sus niveles a un 22.9%; por su parte, la industria agraria incrementó sus accidentes en un 16.7% y, finalmente, el sector de servicios presentó un 10.5%.

Según diferentes fuentes el perfil del trabajador que tiene a sufrir más accidentes corresponde a un hombre menor de 35 años, inmigrante, con contrato temporal y un trabajo de poca cualificación.

Evidentemente, los números y las estadísticas exigen una profunda reflexión. En una rápida búsqueda de siniestralidad laboral entre las noticias de los últimos días encontramos varios titulares con diferentes accidentes que podían haberse evitado simplemente siguiendo medidas de prevención básicas, os dejamos con algunos ejemplos:

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies