Geseme News

Geseme » Geseme News » Trastornos dorsolumbares de origen laboral: El trastorno laboral más frecuente a nivel mundial

Trastornos dorsolumbares de origen laboral

Trastornos dorsolumbares de origen laboral: El trastorno laboral más frecuente a nivel mundial

Los trastornos dorsolumbares son el problema de salud laboral más frecuente  a nivel mundial tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo. 

En la mayoría de casos producen molestias o dolor local y restricción de la movilidad, afectan al rendimiento en el trabajo y limitan o suponen un obstáculo en la realización de tareas de la vida cotidianas por lo que afectan a la calidad de vida.

Las lesiones dorsolumbares pueden ir desde un lumbago hasta fracturas vertebrales causadas por un sobreesfuezo pasando por alteraciones de los discos intervertebrales (hernias discales) por mencionar algunos ejemplos.

Según los últimos datos de la encuesta europea sobre las condiciones de trabajo (1) el 30 % de los trabajadores europeos padecen dolor lumbar. En otro informe reciente de la Agencia (2), algunos Estados miembros de la Unión Europea señalan un aumento de las lesiones causadas por manipulación física y también de las lesiones de espalda.

En términos económicos las lesiones dorsolumbares suponen un importante coste anual. 

La recuperación de episodios de dolor lumbar suele ser de entre 6 a 12 semanas, pero además la tasa de recurrencia de los trastornos dorsolumbares es de media de un 32% en un año y en toda una vida los estudios señalan hasta un 85% de recurrencias. 

Las estimaciones de los Estados miembros de la Unión Europea acerca del coste económico este tipo de trastorno musculoesquéletico oscilan entre el 2,6% y el 3,8% del producto nacional bruto.

Trabajadores agrícolas; trabajadores de la construcción; carpinteros; conductores, incluidos camioneros y tractoristas; enfermeros y auxiliares de enfermería; empleados de la limpieza, celadores, y asistentes domésticos son las profesiones con mayor prevalencia a padecer este trastorno. 

Teniendo en cuenta que se trata de un trastorno fácilmente prevenible, los datos reportados por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo no dejan de sorprender. Una correcta política de prevención para este tipo de patología y una correcta política de personal destinada a concienciar sobre la importancia de aplicar las medidas preventivas evitarían un importante número de lesiones de este tipo que ocurren por falta de intención y actitud para aplicar de manera estricta las indicaciones que se den en este sentido.



*Según datos de FACTS Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo

Comparte esta noticia