Geseme News

calidad aire interior en oficinas

07/03/2024

Contaminación del aire interior: Aspectos a tener en cuenta para proteger a tu plantilla

Trabajar en un ambiente interior libre que garantice una cantidad suficiente de aire fresco es imprescindible para cuidar de la salud del personal empleado, en especial si tenemos en cuenta que se estima que pasamos entre el 80-90% del tiempo en espacios cerrados cuyo aire está contaminado en mayor o menor grado.

Para ello, es importante implementar pruebas periódicas para determinar de la calidad del aire y aplicar las medidas necesarias cuando los niveles caen por debajo de lo aceptable.

¿Cómo garantizar una buena calidad de aire interior?

👉Ventilación:

  • Ventilación natural: Es clave para ofrecer una entrada de aire fresco, a través de puertas y ventanas abiertas, que permitan eliminar contaminantes del aire interior.
  • Ventilación mecánica: Los sistemas de ventilación mecánica son dispositivos complejos que ayudan a controlar la calidad del aire interior y reducir los riesgos asociados con la exposición a contaminantes. Sin embargo, es muy importante tener un control y un mantenimiento correcto de estos equipos dado que, si no se hace de manera apropiada, la ventilación mecánica puede ser una fuente importante de riesgos.

.

👉Filtración del aire: El uso de filtros de aire en los sistemas de ventilación mecánica facilita que se atrapen partículas y contaminantes que existan en el aire. De esta manera se mejora la calidad del aire interior.

👉Control de las fuentes de contaminación:  Las fuentes de contaminación que existan en el lugar de trabajo deben de estar localizadas. Su identificación facilita que puedan usarse sistemas de ventilación localizada y las medidas de control necesarias para evitar la carga de contaminantes en el aire interior. Por ejemplo, las calefacciones son una fuente importante de contaminantes.

👉Monitoreo de la calidad del aire: Revisar periódicamente la calidad del aire interior es clave. Monitoreando la calidad del aire se pueden detectar problemas y tomar las medidas necesarias ante cualquier anomalía.

👉Mantenimiento: Para que los sistemas de ventilación hagan su función correctamente deben mantenerse en perfectas condiciones. Esto supone llevar a cabo tareas de mantenimiento con cierta frecuencia, un mantenimiento que debe incluir:

  • Limpieza de conductos
  • Inspección de los filtros
  • Calibración de los equipos de ventilación mecánica.

.

A partir de la modificación de 2013 del Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE), se incorporó la obligatoriedad de dos nuevas operaciones incluidas dentro del mantenimiento preventivo de las instalaciones: la revisión de la red de conductos de aire y la revisión de la CAI con carácter anual.

¿Cómo saber si los sistemas de ventilación con los que cuenta tu organización son los adecuados?

Los requisitos necesarios para garantizar una buena calidad del aire interior están recogidos en el Código Técnico de la Edificación en su DB HS sobre Salubridad y Calidad del aire interior y en el Reglamento de las Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE).

Aspectos básicos a considerar:

En cualquier caso, hay una serie de cuestiones básicas ara determinar si la ventilación es la adecuada y si hay margen de mejora. Te detallamos aquí 👇 los principales aspectos a considerar:

👉 ¿El local u oficina tiene ventanas que se puedan abrir?

👉 Más allá de la revisión anual ¿se revisan los sistemas de ventilación mecánica para garantizar que esté funcionando correctamente?

👉¿Qué limitaciones se están aplicando respecto al número de personas a compartir un mismo espacio?

👉¿Se ha proporcionado información al personal empleado sobre la importancia de mantener una ventilación y limpieza regular de las áreas de trabajo?

👉¿Se lleva un control de los principales indicadores de calidad de aire interior?

Las respuestas a estas preguntas nos darán pistas sobre cómo se está cuidando la calidad de aire interior. Además, a la hora de medir la calidad de aire interior es importante conocer algunos parámetros básicos, como, por ejemplo,

  • los niveles de CO2 deben estar por debajo de 900 PPM.
  • debe haber un caudal mínimo de 1,5 l/s por espacio habitable incluso cuando no haya presencia.
  • debe asegurarse una adecuada filtración del aire exterior para eliminar el polvo y otras partículas en suspensión (PM10 y PM 2,5).
  • debe controlarse si se está renovando el aire, manteniendo un nivel de humedad relativa entre el 40% y el 60%.

 

La medición de estos parámetros puede hacerse con sensores de:

  • de C02 que permiten determinar la concentración de C02 en el espacio
  • de concentración que detectan compuestos orgánicos volátiles
  • PM2,5 que permiten evaluar las partículas más finas en suspensión
  • de humedad

Implementando estas medidas, puedes proteger la calidad del aire interior y crear un entorno de trabajo más seguro y saludable para tu plantilla.

 

Otros artículos que pueden interesarte: