Geseme News

Geseme » El estrés físico en el trabajo se relaciona con el deterioro del cerebro y la memoria en la vejez

estrés en el trabajo salud laboral

El estrés físico en el trabajo se relaciona con el deterioro del cerebro y la memoria en la vejez

Una nueva investigación ha demostrado la relación entre estrés físico en el trabajo y un envejecimiento cerebral más rápido.

De este modo, el equipo de investigación responsable de llevar a cabo este estudio relacionaron las respuestas de una encuesta de salud ocupacional con datos de imágenes cerebrales de 99 adultos mayores cognitivamente normales, de 60 a 79 años.

Descubrieron que aquellos que informaron altos niveles de el estrés físico en su trabajo tenían volúmenes más pequeños en el hipocampo y tenían peor memoria. El hipocampo es la parte del cerebro que es crítica para la memoria y se ve afectada tanto en el envejecimiento normal como en la demencia.

Estos hallazgos publicados en ‘Frontiers in Human Neuroscience’ bajo el tema de investigación ‘Work and Brain Health Across the Lifespan’ demuestran una vez más cómo de importante es saber manejar el estrés.

Según los autores del estudio «Sabemos que el estrés puede acelerar el envejecimiento físico y es el factor de riesgo de muchas enfermedades crónicas pero esta es la primera evidencia de que el estrés laboral puede acelerar el envejecimiento cerebral y cognitivo».

Y es que un trabajador promedio pasa más de ocho horas en el trabajo por día laborable y la mayoría de las personas permanecen en el mercado laboral durante más de 40 años. De este modo, el tiempo que dedicamos al trabajo supera el tiempo que dedicamos a actividades sociales, cognitivas y físicas de ocio, que protegen nuestras mentes y al cerebro de su proceso de envejecimiento.

Es importante señalar que la investigación se centró en la asociación entre el «estrés físico» y el cerebro/memoria.  El estrés físico se refiere en este caso a demandas físicas en el trabajo pero no necesariamente actividades aeróbicas. Esto es importante diferenciarlo porque el ejercicio aeróbico recreativo es beneficioso para la salud y los procesos cognitivos del cerebro. Por tanto, los investigadores controlaron también los efectos de la actividad física y el ejercicio durante el tiempo libre.

Como era de esperar, la actividad física de ocio se asoció con un mayor volumen del hipocampo, pero persistió la asociación negativa con las demandas físicas en el trabajo. No es lo mismo una actividad aeróbica de ocio que el levantar cajas por ejemplo en el lugar de trabajo.

Estos datos podrían tener implicaciones importantes para las empresas (absentismo laboral y productividad) como para la sociedad en general dado que el cuidado de personas con deterioro cognitivo es costoso.

De esta manera, cualquier programa de salud laboral destinado a apoyar la salud del cerebro en trabajadores de mediana edad, podría tener un alto impacto positivo en la salud cerebral.