Geseme News

Geseme » Lesiones en el hombro ¿Qué debes saber?

lesiones en el hombro prevencion riesgos laborales

Lesiones en el hombro ¿Qué debes saber?

Las lesiones de hombro son comunes en el lugar de trabajo debido a que el hombro se usa cada vez que una persona mueve el brazo.  Estas lesiones pueden ser dolorosas y causar limitaciones en el movimiento hasta el punto de imposibilitar al trabajador para realizar sus tareas laborales y por ello supone importantes pérdidas productivas por absentismo laboral.

En España se han descrito cifras de prevalencia de entre 70-200 casos por 1.000 adultos. La mayor causa de consulta es el dolor, en el 40-50% de los afectados.

Según diferentes estudios realizados, las mujeres parecen tener más problemas de hombro que los hombres y la frecuencia del dolor de hombro aumenta con la edad. El tabaquismo y los traumatismos previos están asociados con el dolor de hombro.

 ¿Cuáles son los principales riesgos que causan este tipo de lesión?

  • Factores físicos (como llevar o levantar cargas pesadas, trabajar en posturas incómodas, realizar movimientos repetitivos y estar expuesto a vibraciones)
  • Factores psicosociales relacionados con el trabajo: El estrés mental, la presión laboral y el grado de satisfacción laboral entre otros factores influyen en este tipo de lesiones.

Esto implica que los esfuerzos para prevenir y tratar el dolor de hombro deben dirigirse tanto a factores físicos como psicosociales

 

Principales profesiones con este tipo lesión

Las personas con alto riesgo de dolor en el hombro incluyen a quienes trabajan como cajeros, trabajadores de la confección, soldadores y albañiles y quienes trabajan con herramientas neumáticas o en la industria cárnica. Los peluqueros, yeseros, empleados en labores de empaquetado y las personas que trabajan durante largas horas frente al ordenador también corren un alto riesgo,

Las causas comunes en el lugar de trabajo de estas lesiones incluyen:

  • Levantar y empujar. Cuando los trabajadores se esfuerzan demasiado al levantar o empujar objetos pesados, pueden sufrir lesiones graves en los hombros. El trabajo en fábrica, la construcción y los almacenes son algunas de las industrias en las que los trabajadores son propensos a sufrir estas lesiones.
  • Los trabajadores de la construcción regularmente deben trabajar en posiciones incómodas. Los movimientos repetitivos pueden causar lesiones en las muñecas, manos, brazos y hombros que se desarrollan con el tiempo y pueden causar dolor crónico y limitaciones de los movimientos.
  • Los cajeros, los trabajadores de restaurantes y los trabajadores de oficina también corren un grave riesgo de sufrir este tipo de lesión en el hombro.
  • Muchos trabajadores de fábricas y de la construcción sufren estas lesiones por el uso de herramientas eléctricas y maquinaria pesada que puede implicar tanto movimientos repetitivos como vibraciones del equipo que pueden causar lesiones en el hombro con el tiempo.
  • Resbalones y caídas. Los trabajadores en prácticamente cualquier trabajo corren el riesgo de sufrir una lesión en el hombro en un accidente de resbalón y caída debido a derrames, suelos desgastados o resbaladizos.

 

 Una lenta recuperación: El problema de las lesiones de hombro

El principal problema que presentan las lesiones de hombro es su lenta recuperación. Se estima que cerca del 50% de los casos, los síntomas de la lesión persisten un año después de la primera consulta.

Las lesiones de hombro pueden variar desde distensiones y esguinces leves hasta lesiones mucho más graves que requieren cirugía.

Las lesiones comunes en el hombro causadas en el trabajo pueden ser:

  • Fracturas: Las fracturas del hueso de la parte superior del brazo a menudo se pueden tratar con inmovilización, hielo y analgésicos y en algunos casos pueden requerir cirugía para su reparación.
  • Desgarros: Los tratamientos suelen comenzar de forma conservadora con hielo, analgésicos y fisioterapia. Si la lesión no se sana, el trabajador puede necesitar cirugía, lo que puede suceder meses después de que se hayan probado otros tratamientos.
  • Pinzamientos: El tratamiento generalmente implica aplicar hielo en la lesión, medicamentos para controlar el dolor y un programa de fisioterapia.
  • Luxación de hombro. La dislocación del hombro ocurre cuando la parte superior del brazo se sale de la cavidad del hombro, lo que puede hacer que la persona sea más propensa a futuras dislocaciones. La inmovilización, la fisioterapia y la cirugía son algunas opciones de tratamiento. En casos graves, una persona puede sufrir complicaciones como desgarro de músculos, tendones o ligamentos, daño a los nervios y daño a los vasos sanguíneos.
  • La bursitis es la inflamación dolorosa que afecta los pequeños sacos llenos de líquido conocidos como bolsas que amortiguan los músculos, tendones y ligamentos que rodean el hombro. Los síntomas pueden incluir dolor, a veces incapacitante, hinchazón y apariencia roja, incapacidad para mover una articulación y fiebre. Los medicamentos, la fisioterapia, las inyecciones de cortisona y el reposo son tratamientos habituales. En raras ocasiones, puede ser necesaria una cirugía para drenar las bolsas.

Prevención de Riesgos Laborales: Lesiones en el hombro

Como siempre la prevención es la mejor forma de evitar este tipo lesiones. Algunas sencillas medidas a tener en cuenta son:

  • No extender el brazo detrás de la espalda o en una posición extrema durante un período considerable de tiempo.
  • El trabajo no debe implicar movimientos muy repetitivos de la parte superior del brazo. En particular, los movimientos repetitivos no deben realizarse con fuerza aplicada o cuando no hay tiempo suficiente para recuperarse.
  • El trabajo que implica mover las manos por encima de los hombros o con el hombro en rotación extrema hacia afuera debe ocurrir solo por un corto periodo de tiempo.
  • Se debe evitar el trabajo prolongado con herramientas vibratorias.
  • Las tareas laborales deben ser variadas, con suficiente tiempo asignado para realizarlas
  • Trabajar la prevención desde un enfoque cognitivo-conductual y por supuesto los programas de Biomecánica Laboral constituyen el primer paso para la búsqueda de la lesión 0 y la principal medida de prevención de esta lesión.

En Geseme, desde nuestro departamento de Biomecánica Laboral desarrollamos el servicio “Lesión 0” que es nuestra herramienta fundamental para combatir y prevenir las lesiones musculoesqueléticas en el ámbito laboral.

 

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y recoger datos estadísticos de navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información consultando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies