Geseme News

Geseme » Silicosis: Una peligrosa enfermedad laboral

Silicosis: Una peligrosa enfermedad laboral

La silicosis es una enfermedad cuyo origen es la exposición prolongada a bajas cantidades de polvo de sílice. Tal exposición de forma continuada hace que se vaya depositando el polvo en los pulmones y se genere una reacción patológica. Se trata de una enfermedad silenciosa dado que a menudo no presenta síntomas en las primeras fases sin embargo, es una enfermedad fibrósica-cardiovascular de carácter irreversible que puede ocasionar la incapacidad laboral.

Está enfermedad se presenta en algunos sectores en los que, por su actividad, los trabajadores están expuestos a la aspiración de partículas de polvo de sílice como por ejemplo: minería, fundición, metalurgia, construcción o industrias en las que se trabaje con pinturas, pulimentos, cerámicas, mármol, vidrieras y tuberías principalmente.

El diagnóstico precoz es la principal medida de prevención además de integrar una serie de medidas que permitirán controlar la exposición al sílice. De este modo, las principales medidas de prevención de esta enfermedad son:

  • Controlar de forma constante la exposición al polvo.
  • Reducir al mínimo los niveles de polvo presente en el lugar de trabajo
  • Utilizar materiales que sean menos peligrosos que los que contienen sílice cristalina.
  • Instalar controles técnicos (medidas de ventilación y contención) para evitar que el polvo escape al aire.
  • Formar a los trabajadores sobre los efectos del polvo de sílice en la salud y las medidas de protección frente al riesgo.
  • Humedecer las superficies antes de proceder a limpiarlas.
  • Utilizar aspiradoras con filtros de aire particulado de alta eficacia (HEPA) y/o barrer sobre mojado durante las tareas de limpieza. Es importante no barrer en seco para evitar la dispersión del polvo ni limpiar con aire comprimido.
  • Utilizar mascarillas de respiración (con suministro de aire si es necesario) siempre que sea necesario para evitar respirar el polvo.
  • Ducharse o lavarse, y cambiar la ropa por ropa limpia antes de abandonar el lugar de trabajo.

Se trata de medidas simples que pueden prevenir totalmente la enfermedad si empresa y trabajadores colaboran para para minimizar la exposición al sílice.

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies