Geseme News

obesidad en el trabajo

La SESST pide a las empresas que se impliquen en el abordaje y prevención de la obesidad

La Organización Mundial de la Salud, la Federación Mundial de la Obesidad y la Asociación Médica Americana han hecho una llamada a las empresas españolas para que se comprometan en la lucha contra la obesidad. La razón de esta demanda es que la obesidad se ha convertido en una enfermedad crónica y dichas organizaciones consideran que el ámbito laboral también debe formar parte de la prevención.

Los estudios indican que 21.6% de los españoles de entre 25-64 años padecen obesidad. Sumado a esto, cerca del 40% padece sobrepeso y tienen riesgo de contraer esta enfermedad en un futuro.

Diferentes investigaciones han concluido que  existe una relación entre el incremento del Índice de Masa corporal y las condiciones laborales actuales, las cuales se resumen en horarios prolongados, falta de movilidad, actividades sedentarias y trabajo por turnos.

Este problema de salud que se ha extendido a lo largo de todo el mundo ha causado efectos negativos en el ámbito laboral: Las personas con obesidad presentan una menor productividad y mayor absentismo laboral debido a enfermedades, factores que aumentan los costes de las empresas. Evidentemente, la salud de los empleados se deteriora y presentan problemas de origen cardiovascular y lesiones producidas por trabajos físicos.

Obesidad en el trabajo¿Qué medidas se deben de tomar?

Dado que la obesidad representa un problema directo para la productividad y los ingresos de las empresas, la Sociedad Española de Salud y Seguridad en el Trabajo invita a que las compañías tengan un papel más activo en la prevención y el manejo de la obesidad a través de programas y protocolos.

Algunas de las medidas recomendadas incluyen:

  • Informar y concienciar a los trabajadores sobre la obesidad y los riesgos laborales que implica.
  • Fomentar el ejercicio y la actividad física durante la jornada laboral.
  • Facilitar el acceso a programas y aplicaciones que permitan que los trabajadores lleven un control de su actividad física.
  • Promover una alimentación saludable.
  • Ofrecer atención médica.

 

En Geseme hemos implementado numerosos programas en empresas de todo tipo vinculados a la mejora de hábitos alimenticios y estilo de vida. En todos los casos la implementación de dichos programas ha tenido un efecto directo en la mejora de diferentes indicadores de salud como el sobrepeso, la hipertesión arterial, niveles de colesterol en sangre y diabetes tipo 2 entre otros y consecuentemente supusieron una mejora directa en la disminución de bajas laborales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies