Geseme News

benchmarking en prevención riesgos laborales

Los Cinco Pasos del Proceso de Benchmarking en PRL

El benchmarking es una práctica en la que una compañía estudia e implementa los aspectos más destacables de sus competidores. Actualmente, este término también se utiliza como un referente para que una organización pueda medir y mejorar sus áreas de desempeño más débiles. Cuando se habla del sector de salud y seguridad, el concepto de benchmarking consiste en que las compañías se autoevalúen y adquieran las mejores estrategias de sus competidores.

Esto con el fin de:

  • Reducir accidentes y problemas de salud en el área de trabajo.benchmarking en prevención de riesgos laborales
  • Mejorar las medidas de seguridad y salud de las compañías.
  • Reducir los costos asociados a estos problemas.

Con el fin de asegurar una mejora continua, este tipo de benchmarking se caracteriza por seguir un proceso de cinco pasos.

Paso 1: Decidir cuáles son los indicadores que se medirán

Los indicadores o puntos de referencia que se medirán pueden aplicarse a cualquier aspecto de la seguridad o la salud de la compañía. Sin embargo, si la empresa en cuestión cuenta con áreas de riesgo (uso de sustancias o equipo de alto riesgo, prácticas o actividades laborales peligrosas), es necesario priorizarlas. Una forma de identificar estos indicadores es a través de los índices de accidentes registrados. De igual forma, en este paso, la perspectiva de los empleados puede ser de gran utilidad.

Paso 2: Identificar el nivel actual de salud o seguridad de tu empresa

Este paso tiene como objetivo identificar en dónde se encuentra la compañía en términos de seguridad y salud. Conocer estos datos, permitirá que las compañías tengan una idea real del progreso que se tiene que lograr. Para obtener estos datos se puede recurrir a evaluaciones tanto de las áreas de trabajo como de los procesos de seguridad.

Paso 3: Buscar apoyo

Con el fin de comprometerse a ejecutar las mejoras identificadas, el tercer paso del benchmarking es que las compañías busquen asociarse con otras empresas con el mismo objetivo o con asociaciones que puedan ayudarles en este proceso.

 Paso 4: Trabajar en equipo

En esta etapa, las compañías y sus socios deben compartir datos, información, objetivos y estrategias para comenzar a planear las mejorar que se quieren implementar.

Paso 5: Aplicar lo aprendido

Una vez que las empresas hayan identificado los procesos que deben mejorar, es momento de crear un plan de acción que incluya buenas prácticas y estrategias. Este plan debe contener recomendaciones, fechas de implementación y, en caso de ser necesario, se deben replantear los objetivos