Geseme News

Geseme » Geseme News » Dependencia al móvil: Un riesgo que pone en juego nuestra salud laboral

desconexión digital salud laboral

Dependencia al móvil: Un riesgo que pone en juego nuestra salud laboral

Las nuevas tecnologías y su uso en el ámbito profesional han facilitado la comunicación y la efectividad pero también pueden volverse un factor en contra de nuestra salud laboral.

Tras la aparente inofensiva consulta de nuestro correo en el móvil, se esconden algunos casos de dependencia a este tipo de dispositivos. Una dependencia que dificulta la conciliación de la vida personal con la laboral.

Además, se trata de un tipo de dependencia difícil de valorar. En general aún falta concienciación empresarial sobre riesgos poco evidentes, como este, que se categorizan bajo el grupo de riesgos psicosociales.

Dependencia al móvil: Riesgos para la salud en general y para la salud laboral

La dependencia continua a dispositivos móviles que usamos para temas laborales dificulta la desconexión que todos necesitamos del entorno laboral. En una etapa temprana limita el descanso pero a la larga este tipo de dependencia al móvil y a la necesidad de estar «permanentemente conectado» puede traer consigo secuelas físicas.

El estar permanentemente conectado genera estrés, no permite descansar y desconectar mentalmente del trabajo y a la larga el estrés laboral acaba teniendo consecuencias como enfermedades cardiovasculares.

Medidas internas preventivas:

Algunas empresas ya hace tiempo que decidieron implementar políticas destinadas a evitar esta conexión permanente de sus empleados.

Sin embargo, no todas las empresas son conscientes de que a la larga una excesiva conexión y dependencia laboral puede repercutir en menores niveles de productividad. En determinados sectores/empresas incluso se obliga a contestar los emails en un tiempo máximo sin tener en cuenta factores como la diferencia horaria, el fin de la jornada laboral, etc…

Algunas de las principales medidas que tanto empresa como empleados pueden llevar a cabo para favorecer la no dependencia al móvil son:

  • Planificar videollamadas/llamadas con hora de inicio y fin delimitadas
  • Establecer plazos de trabajo para las tareas acorde con el trabajo a desarrollar. De este modo el empleado conoce los tiempos y puede gestionar mejor los periodos de descanso.
  • Fomentar el conocimiento sobre la importancia de desconectar.
  • Antes de  tomar un descanso ya sea de fin de semana/vacaciones, etc.. cerrar todos los temas pendientes
  • Crear rutinas y horarios dejando espacios “sin conexión” para dedicarlos a momentos de ocio y cuidado personal (hacer deporte, leer, salir a pasear, etc..)
  • Ser conscientes del tiempo que estamos conectados. A menudo cuando las personas llevan a cabo un recuento del tiempo que han pasado conectados se sorprenden. Existen aplicaciones que pueden ayudarnos a desconectar.
  • Evitar pensar/hablar de trabajo fuera de horas
  • Tener una correcta organización del trabajo diferenciando entre tareas prioritarias, urgentes y no prioritarias.

 

Otros artículos que pueden interesarte:

 

 

 

Comparte esta noticia